Frontera Latina
Ultimas noticias

Soleimani, historia de una leyenda que murió por Palestina

EE.UU. asesinó al teniente general Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds del CGRI de Irán, para acabar con la causa palestina.

En la madrugada del 3 de enero, el Ejército de Estados Unidos asesinó al comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el teniente general Qasem Soleimani, y al subcomandante de las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), Abu Mahdi al-Muhandis, en Bagdad, capital iraquí.

En respuesta a su cobarde asesinato, Irán atacó con misiles dos bases norteamericanas en Irak: una en la provincia occidental de Al-Anbar y la otra en la región del Kurdistán. Más tarde, las autoridades persas dejaron claro que tal ataque no constituía la venganza real por el asesinato de Soleimani, sino que continuarían las represalias contra EE.UU.

Pero ¿quién fue el general Soleimani? ¿Por qué EE.UU. lo asesinó? ¿Y qué tan importante fue Soleimani para la causa palestina?

Soleimani dirigía a los grupos de la Resistencia en la región, razón por la cual su asesinato, efectuado por orden directa del presidente estadounidense, Donald Trump, desató una tormenta política en la región y un amplio rechazo en la República Islámica de Irán, cuyo Líder, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, prometió una “venganza severa contra los criminales” detrás del martirio de Soleimani.

A Qasem Soleimani le gustaba combatir mientras llovían balas. No le temía a nadie. Se quedaba dormido bajo las paredes destrozadas por la guerra. Vivió en el desierto iraquí, el territorio sirio y el sur de El Líbano, tan solo para luchar contra el terrorismo y los planes del régimen de Israel.

Con misericordia y compasión, acariciaba a los huérfanos y se inclinaba con humildad para besar las manos de los combatientes de la Resistencia. Con orgullo y coraje, desafió la arrogancia de EE.UU. El estratega persa era un hombre que se enfrentó simultáneamente a Estados, agencias de inteligencia, Ejércitos y bandas terroristas en la región de Asia Occidental.

Su objetivo era ayudar a recuperar los territorios palestinos ocupados por Israel, por lo que suponía una punta de lanza mortal que acababa con los proyectos del régimen sionista en la región.

Irán, Irak, Afganistán, Siria, El Líbano, Yemen y Palestina fueron algunos de los campos de batalla donde Soleimani libró encarnizados combates contra la arrogancia mundial. Dondequiera que iba, era el portador del estandarte de la verdad y la victoria. A pesar del peso de las tareas, nunca se sintió decepcionado, ni se desanimó ni supo rendirse.

Honor, misericordia, coraje, lealtad, sinceridad y modestia, todo agrupado en un ícono inmortal, haciendo del asesinado comandante persa una leyenda.

Cruzó todos los caminos para entregar armas a los combatientes palestinos. Entregó grandes cantidades de armas a los combatientes palestinos en la Franja de Gaza, a pesar de saber que una parte considerable de las armas no llegaría a su destino final.

Desde 2000, ayudó a los palestinos a fabricar misiles para utilizarlos en la guerra contra Israel. Los palestinos no necesitan misiles de largo alcance, ya que los de corto alcance son suficientes y efectivos. En Cisjordania, por ejemplo, solo se necesitan cientos de metros para alcanzar el interior de las tierras ocupadas por Israel.

El Hach Qasem se acercó a todas las facciones palestinas y las fortaleció, incluso a las más débiles de entre todas ellas. No había ninguna fuerza palestina a la que no auxiliara. 

FUENTE : https://www.hispantv.com/noticias/opinion/484663/soleimani-palestina-asesinato

Relacionados

Guatemala y Honduras niegan acuerdo con EEUU para blindar fronteras

Frontera Latina

Parlamento iraquí quiere enjuiciar a mercenarios de Blackwater

Frontera Latina

“Trump, que soñaba con el colapso de Irán, vio su propio colapso”

Frontera Latina

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More