Líderes indígenas recorren Europa en busca de aliados antes de la cumbre del clima

Una treintena de líderes indígenas lanzan en Colonia la campaña ‘Guardianes del Bosque’, que pretende buscar aliados para su causa en diferentes ciudades europeas antes de la cumbre del clima en Bonn.

Llegados de América Latina, África y Asia, una treintena de representantes de comunidades indígenas y locales de México, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Colombia, Perú, Ecuador, Bolivia, Venezuela, Brasil, Congo e Indonesia recorrerán Europa en el marco de la campaña ‘Guardianes del Bosque’. La iniciativa pretende visibilizar la importancia de los pueblos indígenas en la lucha contra el cambio climático así como los problemas a los que se están enfrentando dichas comunidades. “La sociedad conoce muy poco nuestra realidad”, dijo Cándido Mezúa, un líder Embera de Panamá y miembro de la Alianza Mesoamericana de Pueblos y Bosques.

Por este motivo, se han previsto actividades con entidades de la sociedad civil en Londres y Ámsterdam, y el público en general en ciudades como Berlín, París y Bruselas. Además de la ciudadanía, la campaña pretende sensibilizar a los tomadores de decisiones sobre los conflictos de minería, tala ilegal, construcción de represas hidroeléctricas, carreteras y otros megaproyectos que ocurren en sus territorios. Así, la primera parada del recorrido es Bruselas, para sostener un encuentro con los eurodiputados. “Hay programas de la Unión Europea que son interesantes”, dijo Mezúa, recordando el que permite dar asilo político a aquellos que son criminalizados.”Queremos que este programa sea refortalecido y que puedan seguir luchando desde fuera”, avanzó. En este sentido, también destaca un encuentro con el ministro de Medio Ambiente de Francia, Nicolás Hulot, en su paso por la capital francesa.

La gira arrancó el martes (17.10) y finalizará en Colonia, donde se llevará a cabo un encuentro de representantes indígenas el fin de semana previo a la COP23 que servirá para preparar su participación en la cumbre que se celebrará del 6 al 18 de noviembre en Bonn.“Apoyamos a estos pueblos indígenas en su lucha por salvar sus territorios”, dijo el vicealcalde de la ciudad, Andreas Wolter, solidarizándose con sus preocupaciones. “Sus problemas son nuestros problemas. Sabemos que, si salvamos sus territorios, esto es bueno para nuestra lucha contra el cambio climático”, añadió, subrayando el rol de las ciudades en esta misiva.
El ayuntamiento de Colonia volverá a acoger a los líderes indígenas tras su tour europeo.

América Latina en la mira

La violación de los derechos de los pueblos indígenas, la criminalización y asesinato de sus líderes son las principales problemáticas a las que deben enfrentarse las comunidades indígenas en todo el mundo. No obstante, la región es una de las más afectadas. Según la organización Global Witness, 49 personas fueron asesinadas en Brasil por defender el medio ambiente en 2016. Desde hace cinco años el país se mantiene en el primer lugar del informe anual que publica esta organización.

“Los líderes de mi comunidad están amenazando por minifundios”, aseguró Dinaman Tuxá, representante de APIB (Articulaçao dos Povos Indígenas do Brasil), reclamando que Brasil tome medidas para proteger los derechos de este colectivo ya que el modelo capitalista obvia “las especificidades socioculturales de los pueblos indígenas”. “Es un modelo ‘ecocida’ y genocida, no respeta los pueblos que viven ahí”, añadió, recordando el impacto que tuvo en su comunidad la construcción de la hidroeléctrica Louis Gonzaga Itaparica a finales de los años 80. Por aquel entonces 1.500 indígenas vivían en 32 islas que representaban el 70 por ciento de su territorio. “Hace 31 años que estamos esperando que el gobierno nos devuelva el territorio”, lamentó.

Por este motivo, las peticiones de los ‘Guardianes del Bosque’ se centran en que se garantice el respeto a sus derechos, entre los que se incluye el de consulta previa e informada, así como la gestión directa de la financiación de proyectos dirigidos a los pueblos indígenas. Uno de ellos sería el caso del pueblo misquito, que solicita fondos para gestionar la reserva de la biosfera del Río Plátano de Honduras, en manos del gobierno al que Cándida Derek,Vicepresidenta de la Organización Indígena Misquito Masta reclamó “que nos dé la titulación y que nos ayude a protegerla con una cosmovisión indígena”.

El vicealcalde de Colonia (en el centro) junto a los representantes de los pueblos indígenas.

Igualmente, el fomento del conocimiento ancestral como alternativa para mitigar el cambio climático es otro de los aspectos que se quiere visibilizar durante la campaña. “El conocimiento ancestral mantiene vivo los bosques”, aseguró el representante de la Alianza Mesoamericana de Pueblos y Bosques, recordando estudios que demuestran el aporte de las comunidades indígenas a la reducción de las emisiones de dióxido de carbono.

La última actividad de la gira de los líderes indígenas será en Bonn donde participarán en la Conferencia de la Juventud (COY13) que se llevará a cabo del 2 al 4 de noviembre.

Fuente/FL