Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

El misterioso caso del avión malayo

Kuala Lumpur, 25 mar (PL) La mayoría de los expertos anticipa que aun en posesión de la caja negra del avión malasio desaparecido, resultará casi imposible determinar la causa del desplome de la nave o del desvío total de su curso Kuala Lumpur-Beijing.
Una declaración de la consultora estadounidense de vuelo Leeham Co. refiere que el registro de datos de la trayectoria del aparato y de sus evoluciones mecánicas, pudiera proporcionar información, pero el enigma de la caída continuará sin resolverse.

Los especialistas alegan que las baterías emisoras de señales de la “caja negra” duran unas dos semanas, al término de las cuales se convierte en un objeto inerte y ya ese lapso transcurrió, pues el avión cayó el 8 de marzo último.

Un dispositivo estadounidense capaz de detectar esas señales, incluso en el fondo del mar, participará en la búsqueda, aunque las condiciones meteorológicas han obstaculizado esos esfuerzos.

Otra posibilidad de descubrir lo sucedido podría obtenerse de las grabaciones de la cabina de mando, en tanto que se escucharían las decisiones de los pilotos, pero hasta ahora no se ha podido localizar el lugar exacto del desplome.

El primer ministro de Malasia, Najib Razak, aseguró este lunes que el vuelo MH370 cayó en el océano Índico con sus 239 personas, tomando como base la información de los satélites.

Sin embargo, las circunstancias del desvío son un misterio, pese a que las autoridades malasias mantienen la hipótesis de una acción pirata.

Esa teoría tampoco posee un sustento lógico, a causa de que conllevaría la búsqueda de un lugar de llegada y hacia el Sur del Índico no hay un territorio adecuado para aterrizar.

Se plantean tres escenarios: el secuestro, sabotaje del piloto o de alguien dentro del avión o una repentina crisis que impuso la navegación automática durante varias horas hasta consumir todo el combustible.

Paul Yap, un profesor de la escuela de aviación Temasek Polytechnic, en Singapur, afirmó que si no se encuentra la caja negra lo más probable es que nunca se averigüe lo que realmente sucedió.

“Con los datos obtenidos por satélite, creo que podemos decir que es un tablero de ajedrez”, al referirse a la zona de búsqueda que va desde el Asia central hasta el sur del océano Índico y la parte occidental de Australia.

El experto británico Chris Yates aseveró que parece poco probable la obtención de una respuesta a lo ocurrido, en especial de por qué el avión terminó a miles de kilómetros de su curso.

Ese resulta el mayor misterio, el cambio diametral de ruta del Boeing 777-200, perteneciente a la Malaysia Airlines, pues iba en dirección al Norte, viró hacia el Sur sin explicación alguna y lo hizo a mitad de camino entre Malasia y Vietnam.

Todavía no hay una confirmación la pertenencia al avión de los escombros avistados a unos dos mil 500 kilómetros de Australia, porque pudieron desplazarse a cientos de kilómetros por las corrientes marinas.

Otros expertos hablan de que el avión, en realidad, se estrelló en el Sur del océano Índico de manera deliberada, es decir, por la acción de un suicida o suicidas.

pgh/arc/FL.DE

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar