Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

“El pensamiento vivo de Hugo Chávez”

ALVARO PADILLA (VENEZUELA)

PADILLA (VENEZUELA)

Al cumplirse este 5 de marzo de 2014 un año de la partida del presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Rafael Chávez Frías, el legado de su pensamiento sigue vivo tanto en su tierra  que lo vio nacer como en nuestra América y en el mundo. Hugo Chávez es de esos próceres que trascienden en la historia de las luchas de los pueblos por su liberación.

Uno de los grandes aportes de su pensamiento político fue revitalizar y  darle un nuevo curso en pleno siglo veintiuno al ideario de Gran Libertador, Simón Bolívar. Si se prefiere como lo apuntaba el filósofo mexicano Leopoldo Zea, el pensamiento bolivariano de Chávez, al igual que el de “Bolívar  sigue así cabalgando a lo largo de la historia y pueblos de esta América”.  La vigencia de su pensamiento sigue vivo tal como lo diría José Martí, al apuntar la vigencia de Bolívar y ahora de Chávez  que “aún calza las botas de campaña, porque aún tiene mucho que hacer en esta América, su América, nuestra América”.

El ideario del prócer venezolano del siglo XXI,  puede encontrarse en una diversidad de sus planteamientos, que muestran por un lado las ideas por las que aspiro a transformar la realidad venezolana para hacerla verdaderamente independiente, soberana, democrática, revolucionaria y socialista.  En su famoso discurso de la unidad pronunciado en 2006, apuntaba: “El 15 de diciembre, con motivo del reconocimiento de la labor desempeñada por el Comando Miranda en las pasadas elecciones, les informé mi decisión de conformar un nuevo partido político; pero no se quiere un partido más, sino un instrumento político que se ponga al servicio del pueblo y la revolución, al servicio del socialismo”.

En efecto, en sus  días de mandatario venezolano y de dirigente revolucionario estaba muy firme la idea de la construcción de un nuevo modelo en la construcción del poder popular. Si se prefiere de un socialismo  esencialmente bolivariano. Esto es, un socialismo  que buscara la integración y unidad del pueblo venezolano y de los pueblos de América Latina y el Caribe y del mundo en pleno siglo XXI. De ahí que Chávez postulara que:

Ese partido debe ser capaz de reunir en su seno a todos los venezolanos y venezolanas dispuestos a luchar por construir el socialismo en nuestro país: tanto a los y las militantes de las agrupaciones políticas de izquierda, a los miembros de los movimiento que hasta este momento no militaban o que, decepcionados por los errores o desviaciones cometidas, dejaron de militar  en algunas de las organizaciones existentes. Ustedes se preguntarán ¿por qué un partido y no un frente político? Como todos saben, se inicia una nueva era en nuestro proceso revolucionario y tenemos grandes desafíos por enfrentar, que necesitan de la mayor unidad posible en nuestras filas.

Es así como a un año de su partida, en los inicios de 2014, las ofensivas de las fuerzas contrarrevolucionarias en Venezuela y en otros países, buscan a toda costa y a cualquier precio romper la unidad de los venezolanos y de los pueblos de nuestra América, por los que tanto luchó el comandante eterno.

La estrategia de contrarrevolución, es mellar la unidad de las aspiraciones de justicia, democracia y bienestar social del pueblo venezolano. La extrema derecha venezolana en alianza con las corrientes  más retrógradas de  América Latina y con el respaldo de los instrumentos intervencionistas de los gobiernos imperialistas, trabajan por quebrar la unidad del pueblo venezolano. Buscan fragmentarlo y atrofiarlo ideológicamente  para con ello derrotarlo políticamente.

De ahí que  en el ideario bolivariano de Chávez en la coyuntura actual de Venezuela, requiere y urge que el  proceso revolucionario trabaje por la paz y por la unidad nacional. Decía el respecto el mismo presidente venezolano: “Sobre este tema me siento interpretado por las dramáticas palabras de Bolívar, escritas el 20 de enero del año 1830, donde suplicaba a los colombianos que permaneciesen unidos: ‘Compatriotas, escuchad mi última voz al terminar mi carrera política; a nombre de Colombia os pido, os ruego que permanezcáis unidos, para que no seáis los asesinos de la patria y vuestros propios verdugos’”.

Así, la vigencia del ideario de Chávez, es también una guía para la acción política en momentos complejos y difíciles de la Revolución Bolivariana. Reflexionemos sobre la actualidad  del pensamiento del comandante Hugo Rafael Chávez Frías. Al respecto él llegó a afirmar: “‘Si mi muerte contribuye para que cesen los partidos y se consolide la Unión, yo bajaré tranquilo al sepulcro’ escribía Bolívar poco antes de morir. ¡Cumplamos su última voluntad! ¿Dejemos a un lado las divisiones y unámonos todas y todos en un solo gran Partido Socialista!”.
Por Adalberto Santana.

teleSUR/FL.DE

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar