Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Comisión Europea analizará balanza comercial de Alemania

Comisión Europea analizará balanza comercial de Alemania
¿Podría Alemania ser sancionada por exportar “demasiado” y terminar pagando una multa astronómica? Eso está por verse. La Comisión Europea iniciará una investigación en donde se analice la balanza comercial germana.
La Comisión Europea, que tiene entre sus funciones vigilar la actividad económica de los Estados comunitarios, iniciará el miércoles (13.11.2013) una investigación exhaustiva para analizar la balanza comercial germana y determinar si el desbalance en la relación importación-exportación de Alemania contraviene las normativas de la Unión Europea (UE). El pasado viernes (8.11.2013), tanto la Comisión Europea como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y Estados Unidos criticaron el modelo exportador alemán.
Bajo el argumento de que la principal economía del Viejo Continente puede contribuir a estabilizar la economía global, empezando por Europa, el Gobierno de la canciller Angela Merkel está siendo presionado para que implemente medidas con miras a impulsar la demanda interna. Su hombre de confianza en materia financiera, Wolfgang Schäuble, ha indicado que Alemania no tiene que temer a la investigación de la Comisión Europea, subrayando que el superávit comercial del país no ha sido propiciado por políticas económicas.
El Gobierno de Angela Merkel está siendo presionado para que implemente medidas con miras a impulsar la demanda interna. El Gobierno de Angela Merkel está siendo presionado para que implemente medidas con miras a impulsar la demanda interna.
Rompiendo récords
El diario Die Welt publicó segmentos de un documento del Ministerio de Economía de Alemania en donde se sostiene que la fuerza de las exportaciones germanas son atribuibles a la alta demanda internacional de productos Made in Germany, a la competitividad del empresariado germano y a los déficits de sus vecinos comunitarios. En el texto se advierte también que la reducción artificial de las exportaciones de Alemania traería riesgos consigo para toda la eurozona al debilitar la solvencia crediticia del país.
El Ministerio de Economía de Alemania tampoco comulga con la noción de que un aumento en las importaciones y el estímulo del consumo interno beneficien a las economías de Europa y el mundo, como lo esperan Estados Unidos, el FMI y la propia Comisión Europea. La balanza comercial de Alemania volvió a atraer la atención del mundo cuando se supo que sus exportaciones habían superado los niveles pronosticados para el mes de septiembre, mientras que las importaciones descendieron en un 1,9 por ciento.
El superávit comercial –la diferencia entre exportaciones e importaciones– ajustado a factores estacionales se amplió hasta los 18.800 millones de euros en septiembre; ya en agosto había crecido hasta alcanzar los 15.800 millones de euros. Alemania rompió así su récord anterior: el superávit comercial de 18.700 millones de euros alcanzado en septiembre de 2007. Si la Comisión Europea determina que esta diferencia es excesiva puede exigirle a Alemania que pague una multa correspondiente al 0,1 por ciento de su Producto Interno Bruto.
Considerando que Alemania tuvo un rendimiento económico de 2,6 billones de euros en 2012, la multa podría superar la marca de los mil millones de euros.
ERC ( dpa / Reuters )
DW.DE

0,,16803736_303,00¿Podría Alemania ser sancionada por exportar “demasiado” y terminar pagando una multa astronómica? Eso está por verse. La Comisión Europea iniciará una investigación en donde se analice la balanza comercial germana.

La Comisión Europea, que tiene entre sus funciones vigilar la actividad económica de los Estados comunitarios, iniciará el miércoles (13.11.2013) una investigación exhaustiva para analizar la balanza comercial germana y determinar si el desbalance en la relación importación-exportación de Alemania contraviene las normativas de la Unión Europea (UE). El pasado viernes (8.11.2013), tanto la Comisión Europea como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y Estados Unidos criticaron el modelo exportador alemán.

Bajo el argumento de que la principal economía del Viejo Continente puede contribuir a estabilizar la economía global, empezando por Europa, el Gobierno de la canciller Angela Merkel está siendo presionado para que implemente medidas con miras a impulsar la demanda interna. Su hombre de confianza en materia financiera, Wolfgang Schäuble, ha indicado que Alemania no tiene que temer a la investigación de la Comisión Europea, subrayando que el superávit comercial del país no ha sido propiciado por políticas económicas.

0,,16452157_401,00 El Gobierno de Angela Merkel está siendo presionado para que implemente medidas con miras a impulsar la demanda interna. El Gobierno de Angela Merkel está siendo presionado para que implemente medidas con miras a impulsar la demanda interna.

Rompiendo récords

El diario Die Welt publicó segmentos de un documento del Ministerio de Economía de Alemania en donde se sostiene que la fuerza de las exportaciones germanas son atribuibles a la alta demanda internacional de productos Made in Germany, a la competitividad del empresariado germano y a los déficits de sus vecinos comunitarios. En el texto se advierte también que la reducción artificial de las exportaciones de Alemania traería riesgos consigo para toda la eurozona al debilitar la solvencia crediticia del país.

El Ministerio de Economía de Alemania tampoco comulga con la noción de que un aumento en las importaciones y el estímulo del consumo interno beneficien a las economías de Europa y el mundo, como lo esperan Estados Unidos, el FMI y la propia Comisión Europea. La balanza comercial de Alemania volvió a atraer la atención del mundo cuando se supo que sus exportaciones habían superado los niveles pronosticados para el mes de septiembre, mientras que las importaciones descendieron en un 1,9 por ciento.

El superávit comercial –la diferencia entre exportaciones e importaciones– ajustado a factores estacionales se amplió hasta los 18.800 millones de euros en septiembre; ya en agosto había crecido hasta alcanzar los 15.800 millones de euros. Alemania rompió así su récord anterior: el superávit comercial de 18.700 millones de euros alcanzado en septiembre de 2007. Si la Comisión Europea determina que esta diferencia es excesiva puede exigirle a Alemania que pague una multa correspondiente al 0,1 por ciento de su Producto Interno Bruto.

Considerando que Alemania tuvo un rendimiento económico de 2,6 billones de euros en 2012, la multa podría superar la marca de los mil millones de euros.

ERC ( dpa / Reuters )

DW.DE / FL.DE

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar