Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Demandarán al gobierno alemán por bombardeo en Afganistán

Berlín 02 sep (PL) Los abogados de las victimas del bombardeo de dos camiones cisterna en Afganistán hace dos años demandarán al gobierno alemán.

El 2 de septiembre del 2009, el coronel alemán Georg Klein ordenó el bombardeo de los citados vehículos llenos de gasolina y secuestrados por un comando de los talibanes, cerca de la ciudad de Kundus.

Klein insistió en el bombardeo por parte de aviones de guerra estadounidenses a pesar de que sus tropas no estaban en peligro a la presencia de decenas de civiles.

El caso ya ocupó una comisión de investigación del parlamento alemán que confirmó el comportamiento incorrecto del militar, mientras aliados de las fuerzas de ocupación hicieron reiteradamente graves reproches al oficial.

Según informó hoy el abogado alemán-afgano Karim Popal en una entrevista con Prensa Latina, por lo menos 74 familias exigirán una indemnización de 33 mil dólares.

Después del incidente fatal, que costó la vida a 139 civiles, el gobierno alemán aprobó pagos de cinco mil dólares por cada muerto.

Sin embargo, en muchos casos, este dinero nunca llegó a las familias de las víctimas, dijo Popal, que tiene su bufete en Hamburgo.

En vista de la causa civil contra el gobierno alemán, el presidente de la organización de juristas por la Paz, IALANA, Otto Jaeckel, criticó fuertemente al coronel Klein.

“Los pilotos estadounidenses le preguntaron dos veces si tropas aliadas se encuentran en peligro”, contó el jurista en jueves en una rueda de prensa en Berlín.

El militar alemán y comandante de las tropas de ocupación en la región de Kundus en el norte del país asiático, confirmó dos veces, agregó Jaeckel, apoyándose en protocolos de las radiocomunicaciones.

Conforme a Popal y Jaeckel, muchas de las víctimas que quemaron en las llamas de los camiones destruidos por bombas de la OTAN eran hombres que dejaron familias que hoy no tienen ningún ingreso.

A la par, el abogado Popal hizo graves reproches al ministerio alemán de Defensa.

Según el jurista, un terrateniente de la región de Kundus, Omara Khan, recibió el año pasado 50 mil euros, supuestamente para construir una carretera en el pueblo de Aliabat, que no existe hasta hoy.

Por ello, Popal está seguro “que este dinero fue soborno para comprar testigos contra mi”.

En la entrevista con Prensa Latina, Popal aseguró que tiene en sus manos testimonios e informaciones de documentos judiciales afganos que pruebas su tesis.

Por Harald Neuber

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar