Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

40 años son suficiente – ¡Adiós BtMG

parade¿Se hubiera usted imaginado que el 1 de enero del año 1989 el cuadragésimo aniversario de la antigua República Democrática Alemana (RDA) sería su último?

Durante 28 años el Muro de Berlín y la división de las dos Alemanias parecía algo insuperable. Sin embargo la voluntad y el coraje de los ciudadanos para llevar sus reivindicaciones a la calle hicieron posible lo impensable. La caída del Muro de Berlín en noviembre de 1989 no sólo unió a la ciudad de Berlín sino que además ayudó a crear la aldea global en la que hoy en día vivimos como algo de lo más natural.

En 1989 casi nadie creía en la reunificación de Alemania. En el año 2010 muchos no pueden imaginarse un mundo sin la prohibición de las drogas. Dicha prohibición es un experimento histórico al igual que sucedió con la República Democrática Alemana. La prohibición del Cannabis ha fracasado de la misma forma que en su momento fracasó la RDA. Así como la voluntad de libertad del pueblo superó la división alemana, los millones de usuarios de Cannabis en el país germano pueden y deben derrocar la Ley de Narcóticos alemana (BtMG, abreviatura de Betäubungsmittelgesetz).

Ahí donde la política incurre en el error de la agonía, donde la estupefacción ideológica impide tomar decisiones racionales, ahí es donde debemos ser activos y reclamar nuestro derecho de forma enérgica.

El Muro no sólo dividió Berlín, sino que representaba la división del mundo en el lado bueno y el lado malo. De la misma manera la Ley de Narcóticos alemana (BtMG) cree saber cuáles son las drogas “buenas” y cuáles las “malas”. Dicha ley criminaliza a millones de ciudadanos que prefieren usar otras sustancias distintas a las de la mayoría. La delincuencia (relacionada con las drogas) no se puede controlar con prohibiciones; la miseria (que puede generar el uso de las drogas) no se reduce con leyes prohibitivas que solamente la fomentan y agudizan. Desde la introducción de la prohibición de sustancias psicoactivas – en cualquier parte del mundo – no se ha reducido en ningún caso su consumo sino que ha aumentado de forma significativa.

Miles de millones de Euros del dinero público son derrochados cada año en todo el mundo en la llamada “Guerra contra las drogas” a pesar de que los dirigentes políticos saben muy bien que ha fracasado. Mientras, los consumidores que necesitan ayuda se encuentran desamparados y miles de personas inocentes pierden la vida año tras año. Una pequeña parte de ese dinero podría crear una política en materia de drogas basada en la prevención en lugar de la represión con un mercado controlado para la entrega de sustancias examinadas. De tal forma se fomentaría la salud de los usuarios y se lograría desabastecer a las mafias del mercado negro y su delincuencia organizada.

La Hanfparade se compromete a poner fin a la caza del estado contra los usuarios del Cannabis. 40 años son suficiente – ¡Adiós BtMG!

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar