Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Gobierno egipcio tiende mano a islamistas, oposición rechaza diálogo

1El Cairo, 4 feb (PL) El vicepresidente de Egipto, Omar Suleiman, invitó a la ilegalizada Hermandad Musulmana (HM) a participar en el diálogo con el Gobierno, pero el grupo fundamentalista y el resto de la oposición laica rechazaron el ofrecimiento.

Suleiman habló en una entrevista concedida al canal satelital saudita Al-Arabiya y advirtió que el tiempo corre de prisa mientras es necesario una negociación nacional para hallar una salida pacífica a la crisis política que estremece al país desde hace 11 días.

El llamado del vicemandatario se sumó también al hecho  por el primer ministro, Ahmed Shafiq, para que los Hermanos, como se identifican aquí los islamistas, participaran en la búsqueda de soluciones, pese a estar proscriptos desde 1954.

Suleiman dijo que el liderazgo de la HM está vacilante respecto a reunirse con el Gobierno, y valoró esa oferta oficial como “una ocasión muy preciosa”, que sería lamentable desperdiciaran.

Al mismo tiempo afirmó que está en diálogo con representantes de la juventud egipcia, uno de los sectores más activos en las movilizaciones de los últimos días.

Minutos después de las declaraciones de Suleiman, voceros de la HM descartaron la invitación y reiteraron que se atienen a la postura de la Coalición Nacional para el Cambio, de que “no habrá diálogo hasta que el presidente renuncie”.

Los islamistas no participaron en una reciente reunión de partidos opositores laicos legales para coordinar la estrategia común contra Mubarak, pero expresaron su apoyo a la postura asumida, que también demanda combatir la corrupción y propiciar reformas democráticas.

En otra parte de la entrevista, Suleiman afirmó que el jefe de Estado está interesado en que se emprendan y terminen a la mayor brevedad las reclamadas enmiendas constitucionales, en particular la que limitará las veces de mandato presidencial.

“No tenemos objeción para enmendar o incorporar cualquier otro asunto que beneficie al pueblo egipcio”, aseguró el vicepresidente al insistir en que el tiempo corre, pues la aprobación de las modificaciones requiere de 70 días.

Añadió que se necesitarán 21 días para concretar los cambios en el parlamento, y dejó abierta la posibilidad de que se suspenda la actual legislatura hasta que se decida judicialmente sobre las quejas presentadas por las elecciones de noviembre pasado.

En caso de fallo que confirme el fraude y otras irregularidades denunciadas por la oposición sobre los comicios parlamentarios, Suleiman consideró posible iniciar un nuevo proceso eleccionario, el que se intuye podría hacerse coincidir con el presidencial.

También dijo que tomarán de cinco a 10 días las reuniones para dialogar y decidir sobre las enmiendas a la Carta Magna, y estas tienen que ser antes de las elecciones presidenciales, que por primera vez manejó como una posibilidad que transcurran “en agosto o septiembre”.

Ulises Canales/PL

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar