Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Gobierno de Túnez convoca primera reunión marcado por dimisiones

bandera_tunezTúnez, 19 ene (PL) El Gobierno interino de Túnez convocó hoy su primera reunión de trabajo en medio de un preocupante clima de insatisfacción popular y tambaleado por dimisiones de ministros que exigieron una ruptura incuestionable con el anterior régimen.

La sesión que citó el primer ministro, Mohammed Al-Ghannouchi, tendrá lugar apenas 24 horas después de que el flamante ejecutivo sufrió una fractura interna aparentemente irreversible, y 48 de que quedó constituido como un gabinete de unidad nacional.

Según la convocatoria oficial, los titulares ventilarán los temas más acuciantes de esta nación norafricana, sumida en un verdadero caos social desde que las revueltas populares forzaron la huída a Arabia Saudita del presidente Zine El-Abidine Ben Ali.

Medios oficiosos dijeron a Prensa Latina que el primer ministro anunciará cambios en su equipo para evitar nuevas dimisiones y el agravamiento de la crisis nacional.

El martes, el descontento con la composición del Ejecutivo llevó a que renunciaran del mismo los titulares de Transportes y Equipamiento; de Trabajo y un ministro sin cartera, todos miembros de la cúpula de la Unión General de Trabajadores Tunecinos (UGTT).

Igualmente abandonaron sus cargos el ministro de Salud Pública, Mustafa Ben Jaafar, del partido opositor Foro Democrático por las Libertades y el Trabajo (FDLT), y la responsable de la cartera de Cultura, Moufida Tlatli (Independiente).

En un intento por aplacar una deserción que pusiera en peligro la fragil administración gubernamental, Al-Ghannouchi y el presidente interino de Túnez, Foued Mebazaa, renegaron de su militancia en el hasta ahora gobernante Ragrupación Constitucional Democrática (RCD).

El partido con el que Ben Ali gobernó durante 23 años mantiene dentro del gabinete a casi 20 miembros o aliados, tomando en cuenta los ministros que militan en él (Defensa, Relaciones Exteriores, Interior y otros) y los de fuerzas de la llamada oposición pantalla.

Las renuncias de Al-Ghannouchi y Mebazaa al RCD hicieron reconsiderar su dimisión a un titular que pensó en regresar al Gobierno, aunque la UGTT las calificó de “positivas, pero insuficientes”, y reclamó una ruptura tácita con la era Ben Ali.

Se trató, dijo el dirigente de esa confederación sindical, Abid Al-Briki, de responder a las demandas del pueblo en las calles”, postura respaldada igualmente por el político opositor Moncef Marzouki, quien regresó ayer a Túnez tras más de dos décadas de exilio en Francia.

Para Marzouki, líder del partido laico Congreso para la República (CPR) y que prevé presentarse a las próximas elecciones, “la revolución debe continuar” porque “el RCD es un parásito y cuando lo expulsemos, el Estado funcionará mucho mejor”.

Otra ausencia en el actual Gobierno es la del proscripto movimiento islamista Ennahdha, que protagonizó ayer una de las marchas reprimidas por la policía en esta capital y cuyo líder, Rachid Ghannouchi, vive exiliado en Londres y está condenado aquí a cadena perpetua.

Ulises Canales/PL

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar