Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Criminal nazi Klaus Barbie trabajó para CIA en Bolivia

El criminal de guerra nazi Klaus Barbie trabajó en Bolivia y América del Sur para los servicios secretos de la Alemania Occidental (BNC) y Estados Unidos (CIA).

El criminal de guerra nazi Klaus Barbie trabajó en Bolivia y América del Sur para los servicios secretos de la Alemania Occidental (BNC) y Estados Unidos (CIA).

Berlín, 16 ene (PL) El criminal de guerra nazi Klaus Barbie trabajó en Bolivia y América del Sur para los servicios secretos de la Alemania Occidental (BNC) y Estados Unidos (CIA).

  Según investigaciones del historiador alemán Peter Hammerschmidt, Barbie -también conocido con el nombre “El Carnicero de Lión”- fue reclutado en 1947 por el servicio secreto militar estadounidense (CIC, por sus siglas en inglés).

De acuerdo con extensos documentos históricos, a los cuales tuvo acceso Prensa Latina en Berlín, el ex miembro de las SS y de la policía secreta del Estado nazi (Gestapo) apoyó a construir estructuras anticomunistas y grupos paramilitares en Bolivia y otros países suramericanos.

En 1983, Barbie fue deportado a Guayana Francesa por el gobierno boliviano y después fue detenido y extraditado a Francia, donde fue procesado y murió en 1991, en la cárcel de Lión.

“A principios de 1946, el nombre de Klaus Barbie se encontró en las listas de criminales de guerra buscados en Alemania”, dijo Hammerschmidt a Prensa Latina y agregó que en “abril del año siguiente, su nombre aparece ya en nóminas salariales del CIC”.

En 1951, los servicios norteamericanos apoyaron a Barbie a huir a través de la llamada línea de ratas a Bolivia.

Documentos históricos revelaron que “los norteamericanos valoraron la ‘actitud claramente anticomunista’ de Barbie”, explicó Hammerschmidt, al citar a notas de los servicios secretos que fueron desclasificados hace unos meses por el Archivo Nacional de Estados Unidos en Washington.

El estudioso alemán obtuvo por primera vez estos papeles de los servicios secretos alemanes y norteamericanos.

Para Hammerschmidt, Barbie no desapareció “como lo hicieron muchos de sus ex camaradas nazi”. Al contrario, Barbie, quien fue responsable de miles de asesinatos de civiles en Francia, seguía con su cruzada anticomunista.

Después del golpe de Estado del general René Barrientos Ortuño, en 1964, Barbie tenía cada vez mejores contactos con militares bolivianos, apuntó el historiador alemán.

Conforme a los resultados de sus investigaciones, Barbie dio a militares del régimen de Barrientos lecciones en métodos interrogatorios, tortura y medidas de la lucha contrainsurgente.

En años siguientes, el oficial nazi organizó entregas de armas a regímenes de ultraderechas y dictaduras en Suramérica, explicó Hammerschmidt, quien encontró documentos de la empresa armamentista alemana Merex, la cual mantenía contactos estrechos con la BND.

Teniendo en cuenta tales informaciones no es muy sorprendente que el BND reclutara a Barbie a principios de 1966 para apoyar a la lucha anticomunista, añadió el investigador alemán.

Una de sus tareas fue el desenmascaramiento de agentes en la región. Sin embargo, el servicio alemán despidió a Barbie solamente siete meses después de haberle reclutado.

El Carnicero de Lión seguía trabajando con militares y dictaduras derechistas en América Latina hasta principios de la década del 80.

Harald Neuber/PL

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar