Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Ayuda dominicana a Haití acercó a ambas naciones

Santo Domingo, 12 ene (PL) El embajador dominicano en Haití, Rubén Silié, declaró que se restauró la confianza entre Haití y la República Dominicana después del sismo del 12 de enero.

  Hablando de la ayuda prestada por su país a su vecino tras el violento terremoto agregó que esa situación acercó a las dos naciones.

Entrevistado por el diario Hoy, el diplomático consideró que tanto el presidente Leonel Fernández como sus funcionarios se sensibilizaron mucho con la crisis de Haití y estuvieron en contacto permanente con sus homólogos de la destruida nación.

De acuerdo con el embajador, la República Dominicana no tiene una participación activa en el proceso de reconstrucción, pues esas tareas pasaron a la Comisión Interina para la Reconstrucción de Haití (CIRH) formada por los países donantes.

Silié observó que el proceso de reconstrucción ha ido muy lento debido a la falta de recursos, que no han llegado al país vecino.

Aunque se anunciaron varios proyectos, agregó, no se han obtenido los fondos para su ejecución, por lo que las acciones del gobierno haitiano han ido hacia aspectos muy elementales como la recogida de escombros.

Preguntado sobre cuál fue su experiencia cuando se produjo el sismo, narró

que cuando pasó el temblor, los empleados de la embajada dominicana acudieron a un hospital cercano a ponerse a disposición del personal médico y ahí pudieron apreciar la magnitud de los daños con tantas personas fallecidas, heridas, bajo los escombros y nubes de polvo.

Al ver que poco podían hacer, el embajador y demás funcionarios empezaron a llamar a las autoridades dominicanas en busca de ayuda. La propia casa de la embajada tuvo que ser demolida por los daños estructurales sufridos.

En territorio dominicano, más de 30 mil pacientes haitianos fueron ingresados en hospitales de este país como consecuencia del terremoto, en cuya asistencia invirtió el país 11,5 millones de dólares.

Un hogar de niños Vida y Esperanza de la iglesia católica, acogió a 200 menores haitianos lesionados y 13 todavía se recuperan de heridas graves, mientras otros esperan por cirugías reconstructivas.

El artista dominicano Rubby Pérez, quien alquiló una casa que dio albergue a 70 haitianos, expuso la moraleja que debe regir la reconstrucción en el vecino país, “la solución no está en darles comida sino en enseñarles y darles medios para producir sus propios alimentos”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar