Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Colombia y Venezuela reivindican la historia

Caracas, 3 nov (PL) Venezuela y Colombia transitan hoy por una etapa superior de relaciones bilaterales cuando, apenas hace cuatro meses, parecía que la historia que las había unido se agrietaba para siempre.

  La visita a Caracas del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, selló un nuevo período de entendimiento entre los dos pueblos hermanos.

El relanzamiento de las relaciones diplomáticas y la firma de acuerdos en diferentes áreas como el comercio, la energética o seguridad, ponen punto final a un momento que no debió haber existido.

Chávez aseguró en el encuentro del martes que sólo unidas Colombia y Venezuela podrán llevar adelante la “patria grande” que soñó el libertdor, Simón Bolívar.

Pero lo cierto es que durante el gobierno del ex presidente Álvaro Uribe diversos roces mellaron los nexos entre los dos países.

El anuncio de la instalación de siete bases militares de Estados Unidos en territorio colombiano casi lleva al clímax de una crisis política.

Aunque Chávez alertó en diversos foros regionales sobre el peligro que significaban para los pueblos latinoamericanos, la intransigencia de la administración de Uribe llevó prácticamente al rompimiento diplomático, que repercutió en lo económico.

Un año después, cuando faltaba poco más de tres semanas para que finalizara la administración colombiana, Uribe acusó -y no por primera vez- al gobierno venezolano de albergar en su territorio a miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

En esa ocasión lo hizo de manera irrespetuosa ante la Organización de Estados Americanos (OEA), a través del vocero Luís Alfonso Hoyos.

El dignatario venezolano descalificó tales denuncias y rompió todo tipo de nexos con la vecina Colombia.

Personalidades de la región como el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva y el recién fallecido secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), el argentino Néstor Kirchner, entre otros, intercedieron para dejar atrás el período de alejamiento.

No fue sino hasta la llegada a la presidencia de Juan Manuel Santos que Bogotá y Caracas emprendieron el camino del entendimiento común, con el marcado interés de Chávez de no sólo limar asperezas sino también de afianzar la integración regional.

El 10 de agosto pasado, en la ciudad colombiana de Santa Marta, Santos y Chávez, decidieron retomar los lazos que siempre unieron a los dos pueblos.

Además, acordaron la creación de cinco comisiones de trabajo, en especial una para el pago de la deuda de Venezuela a los exportadores colombianos, estimada en unos 800 millones de dólares.

La segunda, para mantener los acuerdos de comercio e integración económica, debido a que los convenios comerciales suscritos entre ambos países, en el marco de la Comunidad Andina de Naciones, finalizarán el próximo mes de abril.

Otra para promover proyectos de impacto social en la frontera; una cuarta para el desarrollo conjunto de obras de infraestructura, y finalmente, una quinta para temas de seguridad.

Los dignatarios reiteraron su interés por resolver cualquier diferencia que pudiera surgir entre los países de manera pacífica y diplomática y, sobre todo, sobre la base del respeto.

En territorio venezolano Chávez y Santos estrecharon sus manos por segunda vez, al concretar las ideas surgidas en el histórico encuentro de Santa Marta, en particular, compromisos de cooperación económica y de seguridad.

“Pedimos a nuestro padre Simón Bolívar que nos guíe por los caminos de la hermandad”, expresó Chávez, después de depositar junto a su par colombiano una ofrenda floral ante la tumba del prócer latinoamericano, en el Panteón Nacional.

Ayer martes no sólo acordaron relanzar las relaciones diplomáticos, sino que coincidieron en no dejar que nada ni nadie las “descarrile”, toda una muestra de madurez política que sin dudas reivindica los sueños de Bolívar de crear la “patria grande”.

Odalys Troya/PL

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar