Hallan tumbas faraónicas en antigua necrópolis de Menfis

20100104_csae01El Cairo, 4 ene (PL) Arqueólogos egipcios hallaron dos grandes tumbas de la XXVI dinastía faraónica en Ras El Gisr, en la región de Saqqara que fue necrópolis de Memfis, la capital del Antiguo Egipto, informó hoy una fuente especializada.

  El ministro egipcio de Cultura, Farouq Hosni, anunció que un equipo dirigido por el secretario general del Consejo Supremo de Antiguedades (CSA), Zahi Hawass, localizó los sepulcros cerca del punto de entrada del sitio arqueológico de Saqqara, 30 kilómetros al sur de El Cairo.

Las dos tumbas están cortadas en la roca caliza de la colina donde se hallan, y la primera de ellas es la más grande descubierta hasta ahora en esa zona, precisó Hosni en un comunicado.

Ese recinto fúnebre lo conforman un largo salón de piedra labrada seguido de pequeñas cámaras y corredores, mientras en la parte exterior de su lado Este posee dos grandes paredes, la primera de las cuales fue hecha de caliza, mientras la otra es de ladrillo de adobe.

La misión excavadora egipcia también halló dos aposentos llenos de polvo que conducen a otro donde fueron encontrados varios ataúdes, esqueletos y vasijas, y en el cual hay un corredor de acceso a una sala más pequeña con un nicho de siete metros de profundidad

En el extremo norte de la sepultura, agregó por su parte Hawass, el grupo de arqueólogos localizó un recinto lleno de recipientes y otros enseres de arcilla, además de fragmentos junto con antiquísimos sarcófagos y momias de águilas.

Pesquisas previas reforzaron la tesis de que el panteón pudo pertenecer a la XXVI dinastía y fue reutilizado varias veces durante su historia, además de que probablemente fue saqueado a finales del Período Romano.

Asimismo, la nota indicó que el segundo lugar de enterramiento tenía en su interior numerosas vasijas de arcilla del Período de Saite y sepulturas diseminadas dentro de un cuarto de piedra caliza totalmente sellado.

Saqqara destaca por su famosa pirámide Escalonada de Djoser, la más antigua del mundo -incluso que las de Giza- construida en la III dinastía, y ocupa un área de unos siete kilómetros con otros conos pétreos menos llamativos y numerosas mastabas (sepulcros más simples).

Datos históricos refieren que otros 16 faraones egipcios construyeron pirámides en esa zona, pero actualmente muchas desaparecieron o sufren un marcado deterioro, además de haber sido objeto del saqueo humano.

Ulises Canales/PL)