Ratifica Zelaya que no renunciará al mandato otorgado por el pueblo

manuel-zelaya-resistencia-hondurasTegucigalpa, 10 dic (PL) El presidente constitucional de Honduras, Manuel Zelaya, ratificó hoy que no renunciará al mandato otorgado por el pueblo en las elecciones de 2005 al denunciar un intento de chantajearlo del régimen de facto.

  En un comunicado enviado a Prensa Latina por su asesor Rasel Tomé, el estadista confirmó haber rechazado dimitir a cambio de un salvoconducto para abandonar el país como huésped distinguido de México.

La dictadura, una vez más, trunca la posibilidad para los hondureños de recuperar la paz y la democracia, a través de un dialogo franco en un país neutral, al exigirme que firmara una carta de renuncia a cambio de extender un salvoconducto, apunta.

Agrega que el presidente de México, Felipe Calderón, atendió su solicitud para llegar a ese país en condición de huésped distinguido, con el fin de estar en un ambiente neutral que permita alcanzar consensos en la solución de los problemas de Honduras.

Explica que el representante de la embajada mexicana en Tegucigalpa realizó las gestiones ante la cancillería del régimen de facto para obtener ese permiso, el cual fue extendido en un primer momento.

No obstante -señala-, lo utilizaron como mecanismo para extorsionarme, sometiéndome a un chantaje que a cambio de la entrega del salvoconducto, firmara un documento de renuncia a la Presidencia.

Al pueblo hondureño y a la comunidad internacional le reitero que no renunciare al mandato que me otorgo el pueblo y con dignidad y honor seguiré defendiendo nuestros principios democráticos y la búsqueda de soluciones justas para Honduras, afirma.

Mi lucha es pacifica, mis armas son las ideas y mi compromiso no tiene tiempo ni lugar, es permanente, subraya.

Zelaya revela haber recibido una invitación del presidente de República Dominicana, Leonel Fernández, con el mismo propósito de buscar soluciones de consenso a la crisis desatada por el golpe militar de junio pasado.

En el texto, Zelaya no se refiere a versiones de la prensa pro gobierno de facto sobre una presunta entrevista con el presidente electo en las cuestionadas elecciones del pasado 29 de noviembre.

Raimundo López/PL)