Navidades en México, entre incertidumbre económica y narcoviolencia

narcotraficomexMéxico, 25 dic (PL) Las navidades en México están signadas por la incertidumbre económica de la población y la violencia de los narcotraficantes en respuesta a los más recientes operativos federales para poner coto al crimen organizado.

Ni en viviendas, oficinas y negocios particulares faltan los adornos típicos por fin de año, incluso esta ciudad capital exhibe un costoso árbol de Navidad, ganador de récord guiness por sus más de 90 metros de altura, 35 de diámetro y espléndida decoración lumínica.

Sin embargo, una reciente encuesta reveló que 58 por ciento de los mexicanos carece de suficiente ánimo para festejar debido a su situación financiera y el 57 por ciento de los consultados aseguró que hará menos gastos en esta oportunidad.

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social precisó que el 43 por ciento de la población (3,11 millones de habitantes) vive en la pobreza, desde moderada hasta extrema, al carecer, indistintamente, de alimentación adecuada, servicios de salud, educación, seguridad social, calidad y espacios de vivienda.

Según un reciente sondeo del Banco México, para el 10 por ciento de los especialistas consultados la inflación durante 2010 podría limitar el ritmo de la economía nacional y este año cerrará con una caída del Producto Interno Bruto de por lo menos siete por ciento.

Debido a la crisis económica y la falta de incentivos, 500 mil pequeñas y medianas empresas mexicanas quebraron en 2009 para dejar sin empleo a un millón y medio de personas, dijo el presidente de la Asociación Latinoamericana de Micro, Pequeños y Medianos Empresarios, Pedro Salcedo.

Al evaluar 2009, el presidente de la República, Felipe Calderón, aseguró que este fue “el año en que vivimos en peligro”, un período complejo, difícil y desafiante, en el que la economía de Estados Unidos cayó sobre México.

“Fue, insistió, una caída sobre México. Nos cayó encima la economía de Estados Unidos; por eso aquí el daño fue mayor”.

Estadísticas del Consejo Nacional a cargo de examinar la política de desarrollo social también indican que actualmente sólo el 18,3 por ciento de la población escapa por completo de la pobreza.

Más de 2,4 millones de ciudadanos en edad laboral están hoy sin trabajo, una situación que se torna más aguda en los grandes centros urbanos, confirmó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

A la par, la nación enfrenta un creciente clima de violencia, desatada por los narcotraficantes tras la muerte del jefe del cartel de Golfo, Arturo Beltrán Leyva, en un enfrentamiento con la Armada.

Luego del fallecimiento la semana anterior del llamado Jefe de jefes, el crimen organizado ultimó a cuatro familiares del marino que resultó muerto en el operativo contra Beltrán Leyva.

El martes de esta semana otro grupo dejó sin vida al secretario de Turismo del Estado de Sinaloa, Antonio Ibarra, y a su escolta, Encarnación García, a lo cual se unieron otros hechos sangrientos con víctimas mortales en varios Estados.

De acuerdo con declaraciones del gobierno federal, estos actos de violencia no quedarán impunes ni harán desistir a las autoridades en su lucha contra la delincuencia a escala nacional.

En circunstancias como estas, muchos reiteran que hay poco para celebrar y el salario mínimo diario de los trabajadores en 2010 apenas aumentará como promedio 2,6 pesos (centavos de dólar), aunque a partir del 1 de enero habrá impuestos más altos.

María Julia Mayoral/PL)