Médicos cubanos en Bolivia rindieron homenaje a Che Guevara

la-higueraVallegrande, Bolivia, 14 dic (PL) Médicos y especialistas cubanos que participaron en un estudio clínico genético a discapacitados en Bolivia rindieron homenaje a Ernesto Che Guevara en esta localidad oriental.

  Los galenos visitaron el Mausoleo de Vallegrande, donde durante 30 años permanecieron enterrados los restos del mítico revolucionario y varios de sus colaboradores.

En ese lugar y en el humilde poblado de La Higuera, donde los asesinos del Che quisieron desaparecerlo físicamente en 1967, los internacionalistas caribeños ratificaron el compromiso de seguir cooperando con los planes de salud del gobierno de Evo Morales.

La investigación sobre diversas discapacidades en la nación suramericana, denominada misión solidaria Moto Méndez, comenzó el pasado 4 de noviembre, y contó con la participación de expertos cubanos y bolivianos con el apoyo de técnicos de Venezuela.

En el estudio intervinieron especialistas en genética, medicina general, psicopedagogía, neurofisiología, neuropediatría, otorrinolaringología y psicología, entre otras disciplinas.

Los médicos que formaron los equipos multidisciplinarios visitaron casa por casa en el Plan Tres Mil (Santa Cruz), Orinoca (Oruro), la ciudad del El Alto y la localidad altiplánica de Viacha (La Paz), donde en total registraron y atendieron a más de siete mil discapacitados.

Para las personas diagnosticadas con alguna limitación física o mental, el gobierno venezolano entregó 20 toneladas de materiales, entre sillas de ruedas, audífonos, colchones y bastones.

De acuerdo con las autoridades bolivianas de salud, la investigación genética continuará en enero de 2010.

Ese análisis científico adoptó el nombre de Moto Méndez en honor al héroe guerrillero de la independencia de Bolivia, Eustaquio Méndez, caudillo chapaco que conformó Los Montoneros de Méndez y el cual tenía el sobrenombre de Moto debido a que era manco.

Un diagnóstico similar se realizó en Cuba y Venezuela, y actualmente tiene lugar en Ecuador y Nicaragua.

Mario Hubert Garrido/PL)