Golpistas planean retirar a Honduras del ALBA, denunció Zelaya

Tegucigalpa, 18 dic (PL) Retirar a Honduras de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) es parte de la agenda de los autores del golpe de Estado, denunció hoy el presidente constitucional, Manuel Zelaya.

  “Los golpistas tenían como tarea revertir todos los procesos sociales, detener los cambios que se habían propuesto para el país. Eso es parte del objetivo del golpe”, declaró Zelaya a Radio Globo.

Honduras se sumó al ALBA el 25 de agosto de 2008. La adhesión a ese mecanismo de integración trajo muchos beneficios para el país en sectores como la educación, salud, energía y producción alimentaria.

En materia energética, la incorporación al ALBA y concretamente a Petrocaribe, garantizó un suministro estable de 20 mil barriles diarios de petróleo, a precios preferenciales y con bajas tasas de interés.

El país centroamericano recibió de ese bloque 100 modernos tractores, además de arados, sembradoras y otros implementos agrícolas para el fomento de la producción.

Honduras fue beneficiada también por la Operación Milagro, un proyecto cubano-venezolano que devolvió o mejoró la visión a unos 40 mil ciudadanos de escasos recursos.

A lo anterior se suma el apoyo del ALBA a la campaña de alfabetización que permitió enseñar a leer y a escribir a más de 250 mil personas.

Todos estos planes quedarán suspendidos si el Congreso Nacional aprueba la petición del jefe del régimen de facto, Roberto Micheletti, de retirar a Honduras de la Alianza Bolivariana.

El presidente electo en los comicios ilegales del 29 de noviembre, Porfirio Lobo, anunció el respaldo de su partido, el Nacional, a una salida del mecanismo integracionista.

Durante su reciente cumbre en La Habana, el ALBA ratificó su más enérgica condena al golpe de Estado y al proceso de legitimar esa asonada mediante elecciones.

La declaración final reconoció la actitud valiente de Zelaya, expresó la solidaridad con el pueblo hondureño y denunció los propósitos del cuartelazo de frenar el avance de las fuerzas del progreso y de la justicia en este país y en América Latina.

Fuente/PL)