Socialistas venezolanos preparan congreso y oposición debate unidad

psuvCaracas, 9 nov (PL) Los socialistas venezolanos avanzan hoy en un proceso de elección interna, mientras el intento opositor de integrar un frente para las elecciones parlamentarias de 2010 derivó en una pelea interna que ahonda su división.

  El Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), del presidente Hugo Chávez, anunció el fin de semana que está listo para la elección mediante votación secreta de un millar de delegados a un congreso extraordinario que fijará las pautas de la organización.

Más de dos millones 400 mil militantes, de los siete millones de inscriptos, podrán votar para elegir a los responsables de aprobar documentos clave del mayor partido de la historia venezolana, enfilado a establecer un sistema socialista.

El congreso, previsto del 21 de noviembre al 13 de diciembre, deberá definir los estatutos sustentados en lo que Chávez define como Socialismo del Siglo XXI.

Ese proceso contrasta con la práctica de la derecha opositora, en debate actualmente sobre la forma de abordar las elecciones parlamentarias de 2010.

Ante el objetivo señalado por Chávez de ganar dos tercios de los curules en los próximos comicios, grupos opositores presentaron la idea de una tarjeta única de los partidos que enfrentan al presidente venezolano.

La idea motivó ya la expulsión del partido Un Nuevo Tiempo, del ex alcalde del municipio capitalino Chacao Leopoldo López, por proponer elecciones primarias para elegir a los candidatos.

La sugerencia es rechazada por los mayores partidos opositores por razones que explica Ángel Medina, un vocero de Acción Democrática: “Ningún partido se va suicidar, con la tarjeta única se corre el riesgo de ilegalizarse”.

Medina alude a la ley de partidos políticos que establece para considerar legal un partido obtener al menos 0,5 por ciento del Registro Electoral Permanente.

Acción Democrática sufrió la experiencia en 2005, cuando se retiró de los comicios parlamentarios en un intento de boicotear el órgano legislativo y luego debió realizar una campaña de recogida de firmas para garantizar su legalización.

Contradictoriamente la propuesta de unidad generó una reacción de los partidos que consideran tienen opciones de mantener su registro en esos comicios ante grupos más pequeños como Redes Populares, fundada por el ex alcalde López.

Estos, a su vez, piden a la agrupaciones tradicionales para lograr mayoría parlamentaria “un sacrificio”, que aparentemente los partidos que se consideran mayores no están dispuestos a aceptar.

Mientras, el tiempo corre en detrimento de la oposición que varias veces anunció acuerdos unitarios que resultaron inalcanzables, en contraste con el avance de consolidación del PSUV que espera sellar en su próximo congreso.

Miguel Lozano/PL)