Ratifica sindicato argentino paro en metro porteño

subteBuenos Aires, 10 nov (PL) Los trabajadores agrupados en la Asociación Gremial de Trabajadores del Subterráneo y Premetro (AGTSyP) ratificaron su decisión de paralizar hoy durante 24 horas los servicios de sus siete líneas y los talleres.

  La medida de fuerza, explicaron los líderes de esta agrupación, se debe a la persistencia de la negativa del Ministerio de Trabajo de inscribir legalmente a la AGTSyP, un reclamo de ocho meses.

En ese período se han realizado más de seis paros, el último de los cuales, de 18 horas de duración, se efectuó el pasado día 5, cuando los afiliados a este gremio

-fundamentalmente conductores, maquinistas y mecánicos- detuvieron los trenes en las estaciones.

La exigencia parte de la decisión de este sector de separarse de la Unión Tranviaria Argentina (UTA, que agrupa a todos los empleados del sistema, a la que acusan de connivencia con la patronal METROVÍAS, que les descontó durante dos meses el uno por ciento del salario para los fondos de aquel gremio.

“Ni la violencia de la UTA, ni la intimidación de la empresa aportan soluciones a este conflicto. La solución es más simple y es cumplir con la ley: que el ministro de Trabajo firme el expediente”, señala un comunicado de AGTSyP, en el cual piden disculpas a los usuarios por las molestias y les conminan a optar por transportes alternativos.

Los huelguistas recibieron el respaldo de la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA), que decidió movilizar a sus afiliados, centros de estudiantes y delegaciones de las facultades a las cabeceras de las líneas del metro para apoyar la demanda de reconocimiento gremial.

Por su parte, el secretario de Transporte de la Nación, Juan Pablo Schiavi, declaró la víspera que presentaría una intimación a la concesionaria privada METROVÍAS para que disponga un plan de contingencia y garantizar los servicios.

“Hay un millón 500 mil personas que usan el subte a diario en Buenos Aires y un paro de 24 horas pone a la ciudad en un estado de caos”, afirmó Schiavi para remarcar que su responsabilidad es arbitrar por todos los medios para que el servicio funcione.

Roberto Molina Hernández/PL)