Petróleo cerró semana fuertemente impactado por desempleo en EE.UU.

Nueva York, 7 nov (PL) La elevada tasa de desempleo y el retroceso de los precios del petróleo al cierre de esta semana, enfriaron las esperanzas de una reactivación del consumo energético en Estados Unidos, frenado por la crisis económica.

  Los mercados energéticos han estado a la expectativa de los datos económicos, en búsqueda de señales de recuperación tras la recesión que limitó la demanda de combustibles.

Este viernes se paralizó el alza que días atrás experimentó el valor el crudo, pues en Nueva York y Londres perdió más de dos dólares, a causa del incremento de la desocupación estadounidense.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de West Texas Intermediate para entrega en diciembre terminó en 77,43 dólares, en baja de 2,19 dólares, con lo cual el mercado borró sus ganancias de la semana.

En el Inter Continental Exchange de Londres, el barril de Brent del mar del Norte con igual vencimiento perdió 2,12 dólares a 75,87 dólares.

Según los analistas el mercado petrolero recibió una bofetada con el incremento del desempleo en octubre, 10,2 por ciento, su nivel más alto desde abril de 1983.

Aseguraron que esas cifras sobre la desocupación no eran un buen augurio para un alza de la demanda de energía, en particular en lo que respecta a los consumidores.

Los precios de la energía son muy elevados a causa de la debilidad del dólar y un desempleo alto podría acentuar la presión sobre el consumidor.

Durante el último mes el petróleo ha dado vueltas alrededor de los 80 dólares por barril, en un rango de 82-76 dólares.

Se encaminan hacia un alza de casi cuatro por ciento, pero la percepción del mercado sigue siendo cauta después de unos datos de inventarios que reflejaron que las reservas de crudo están muy altas.

Las existencias de destilados, que incluyen combustible de calefacción y diesel, se han acercado al récord.

Adicionalmente petroleras y refinadoras en Estados Unidos mantienen normales sus operaciones en el Golfo de México, pero monitorean el sistema climático que podría amenazar sus plataformas mar adentro y las instalaciones de costa en los próximos días.

Washington posee un gran número de plataformas petroleras y de gas natural en esa zona y una alta concentración de refinerías a lo largo de la costa del Golfo, que pueden ser afectadas por huracanes.
 

Cira Rodriguez César/PL)