Paramilitares colombianos siembran temor en Zulia, denuncia diputado

Caracas, 8 nov (PL) El paramilitarismo procedente de Colombia lleva unos cinco años sembrando temor en el venezolano estado de Zulia con amenazas, atentados, secuestros y asesinatos, denunció hoy el diputado Francisco López.

  De acuerdo con el legislador por el Partido Socialista Unido de Venezuela, los grupos irregulares hacen además labores de espionaje.

Una de las principales evidencias del daño que causan los llamados paras es la circulación de los denominados panfletos de la muerte, advirtió en declaraciones reflejadas en la versión digital del diario Panorama.

Según López, esos impresos para amedrentar a la ciudadanía son repartidos desde mayo en localidades zulianas como Villa del Rosario, Machiques, Mara, Páez, Cabinas y Colón, entre otras.

La penetración urbana está muy bien organizada. Los paramilitares son una franquicia con estructuras y formas de poder asesoradas en Colombia, pero con la participación de delincuentes y policías venezolanos, apuntó.

Para el miembro de la Comisión permanente de Política Interior, Justicia y Derechos Humanos de la Asamblea Nacional, particular problema representa la complicidad de autoridades locales de orden público.

Eso es lo más grave, situación demostrada en las amenazas contra la alcaldesa del municipio Jesús María Semprum, Lucía Mavárez, precisó.

López recordó que estudios del vecino país han demostrado el interés de los grupos irregulares de controlar el narcotráfico, lo cual adiciona violencia a la frontera común.

Ante la complejidad de la situación, el gobierno venezolano fortaleció planes de seguridad en Zulia y en los también limítrofes estados de Táchira y Apure, donde ejecuta la Operación Centinela para enfrentar el paramilitarismo, el trasiego de drogas y el contrabando.

Diputados socialistas reclaman además la intervención de las policías tachirense y zuliana, ambas acusadas de complicidad e inacción ante los problemas de seguridad en esos territorios gobernados por opositores al presidente Hugo Chávez.

Waldo Mendiluza/PL)