Domingo de sorpresa en Beijing con primera nevada

Beijing, 1 nov (PL) Domingo de sorpresa para muchos en esta capital y otras zonas de China al ser saludados en el inicio de la jornada por la nieve, devenida regalo al aliviar una prolongada sequía.

  Como todo empezó en horas de la madrugada, “está nevando” fue una de las primeras frases que se escuchó por doquier, en unos casos para advertir a quienes salían a la calle y en otros como expresión de alegría.

Poco a poco la ciudad cambió de color y con ello el ritmo de la vida a la nieve recordar que “llegó el invierno”, con el pronóstico de que aquí el mercurio bajará a menos tres grados Celsio.

Quizás esta primera nevada sorprendió por la hora en que aterrizó, pero no el cambio de temperatura tras el fin del otoño. Varias regiones del país estaban avisadas.

El Centro Nacional de Meteorología anunció un descenso de ocho a 10 grados Celsio y hasta de 14 en algunas zonas durante el fin de semana y el lunes. El pronóstico abarcaba el norte, centro y este de China.

Pese a ello, hay razones para la alegría, los copos blancos llegan cuando esta ciudad de poco más de 17 millones de habitantes se bate con los efectos de una prolongada sequía.

Estadísticas oficiales indican que este año Beijing recibió solo 413 milímetros de precipitaciones, el promedio anual es de 573. Ante esa situación, la Oficina de Modificación del Tiempo aprovechó y utilizó medios artificiales para incrementar la nieve.

Por ser domingo, todo parecía normal. Queda esperar a mañana cuando la urbe recupere su actividad tradicional y millones de vehículos, bicicletas y transeúntes la tomen otra vez. En el aeropuerto se reportaron retrasos en vuelos.

“La nieve y el pavimento mojado seguramente causarán embotellamientos”, pronosticó un taxista citado por medios de prensa locales.

Atrás queda el otoño, de 55 días, con lo que esa estación mantuvo una tendencia a alargarse y con un notable calentamiento. En 2000 duró 30 días, 20 más en 2005 y el año pasado llegó a 53.

La temperatura promedio sobrepasó los 15 grados, mientras en otros estuvo por debajo de los 14, todo ello atribuido al Cambio Climático.

Y con el descenso del mercurio cobra fuerza la advertencia respecto a la protección de la salud en medio del avance de la gripe A.

Luis Melian/PL)