Divorciados disfrutan de su feria en Francia

Andrea Colliti Artista (Tacheles)
Andrea Colliti Artista (Tacheles)

París, 9 nov (PL) Nuevo comienzo, nueva salida, fueron los lemas de una curiosa feria efectuada en esta capital el fin de semana para divorciados, viudas y parejas en conflicto, en otro intento de Francia de demostrar que al final la vida sigue.

  Ya en 2006 vino la primera sorpresa en París, al crearse una agencia para celebrar el divorcio. La filosofía es muy simple: si el casamiento supone fiesta e intercambio con amigos y familiares, la separación no debería ser traumática.

Al menos es un buen intento. “Hay que aprender a convivir con las realidades de la sociedad moderna. En Francia uno de cada dos matrimonios termina en el divorcio”, declaró Brigitte Gaumet, comisaria de la feria realizada en la periferia parisina.

Abogados, notarios, psicólogos, mediadores, inmobiliarias, institutos de belleza y agencias de viaje tomaron parte en la muestra a la cual se calcula asistieron más de seis mil personas.

Gaumet admitió que el divorcio del presidente de la República, Nicolás Sarkozy, en 2007, alimentó la idea, aunque otras fuentes señalaron la referencia de un experimento más pequeño pero similar en Viena, Austria, el mismo año.

De hecho Sarkozy se separó dos veces antes de contraer nupcias con la cantante y ex modelo Carla Bruni, todo un suceso en el país que la prensa consideró indicador de que la población ya asimila mejor fenómenos de este tipo.

El Instituto Nacional francés de Estudios Demográficos (INED), afirma que el divorcio es un asunto que trae aparejado problemas que pudieran solucionarse si se asume de un modo más pragmático.

“Hay un tendencia muy extendida al concubinato, pero ciertamente prevalecen ataduras y clisés sociales que convierten al matrimonio casi como un deber”, comentaron expertos del INED.

El encuentro en Champerret, sede de la feria, tuvo la virtud de mostrar a los visitantes las posibilidades de asesoramiento, apoyo, ideas novedosas y también en torno a la toma de decisiones, el proceso en cierne y luego la fase de ruptura.

En la cita, los expositores o delegados se dividieron en grupos repartidos en temas como Consejos y Derecho; Tiempo libre y Encuentros; Psicología y formación: Imagen y Decoración.

“Reunir a divorciados o parejas camino a la separación también persigue en muchos casos devolver la autoestima a la gente, tratar de neutralizar el sentimiento de fracaso o frustración, y mostrarles que en efecto, existe un Nuevo comienzo”, dijo Gaumet.

Fausto Triana/PL)