Contrabandistas colombianos atacan a guardias fronterizos venezolanos

Caracas, 7 nov (PL) Contrabandistas colombianos lanzaron hoy piedras contra militares ubicados del lado venezolano de la frontera como protesta por el reforzamiento de acciones contra el comercio ilegal de combustible.

  Un reporte de Venezolana de Televisión desde el puente Simón Bolívar, que conecta San Antonio de Táchira (Venezuela) con Cúcuta (Colombia) indicó que los disturbios provocaron el cierre temporal hoy del tránsito, ya restablecido.

La acción fue ejecutado por los llamados “pimpineros”, quienes utilizan diversos tipos de envases para el contrabando de gasolina en pequeñas cantidades, como reacción a una operación en la que fueron decomisados cuatro mil litros de combustible hoy.

La situación en la frontera colombo venezolano se ha mantenido tensa en los últimos días, con cierres temporales, sobre todo luego del asesinato de dos guardias venezolanos presuntamente por paramilitares.

Pocos días antes 10 personas, la mayoría de ellos paramilitares, fueron secuestradas y asesinadas en lo que, según investigaciones, apunta a una lucha por territorio entre grupos irregulares colombianos que operan en territorio venezolano.

Como parte de las medidas de reforzamiento de la seguridad, fue detenido otro grupo de irregulares armados en varios operativos realizados ante una campaña de extorsión para obligar a cerrar comercios y escuelas.

Las autoridades venezolanas vinculan las actividades delictivas, que incluyen la acción de narcotraficantes, con planes políticos de desestabilización que cuentan con el respaldo del gobernador opositor de Táchira, César Pérez Vivas.

En una de las denuncias más reciente, el diputado del Consejo Legislativo regional Manuel Peñaloza llamó la atención sobre la inacción ante esos hechos de la policía regional, pese a ser uno de los mayores cuerpos policiales del país.

Luego de la muerte de los guardias nacionales, el gobierno venezolano anunció una ofensiva en toda la frontera con la participación de unos 15 mil militares para enfrentar el narcotráfico, contrabando y minería ilegal.

PL)