Resistencia en Honduras analizará sus estrategias de lucha

Alexander Rodin (TACHELES)
Alexander Rodin (TACHELES)

Tegucigalpa, 4 oct (PL) El Frente Nacional contra el golpe de Estado de Honduras anunció para hoy asambleas regionales sobre estrategias de lucha ante el agravamiento de la crisis con el recrudecimiento de la represión.

Magisterio hondureño convocó nuevo paro antigolpista

Los encuentros tendrán lugar a nueve días de haber decretado el gobierno de facto el estado de sitio y un amplio despliegue de tropas del ejército y la policía en la capital para impedir las movilizaciones populares.

Ocurren también en vísperas de cumplir la oposición 100 jornadas consecutivas de lucha contra la asonada militar del 28 de junio y en demanda de la restitución del orden constitucional y del presidente, Manuel Zelaya.

El estadista regresó sorpresivamente al país el 21 de septiembre último y se acogió a la protección de la embajada de Brasil, desde donde llamó a un diálogo para buscar una solución pacífica a la crisis.

Zelaya ratificó su voluntad de firmar el Acuerdo de San José, una iniciativa del presidente de Costa Rica, Oscar Arias, para su regreso condicionado al poder, una posibilidad descartada por los golpistas.

Las asambleas del Frente se realizarán también a tres días de la llegada a la nación de una misión de cancilleres de la Organización de Estados Americanos (OEA) que busca promover una salida mediante el plan Arias, promovido como mediador por el gobierno norteamericano.

El dirigente del Frente Israel Salinas apuntó que las fuerzas populares, aunque rechazan el diálogo con los golpistas, están dispuestas a participar en una negociación seria para una solución real del conflicto.

Durante la semana concluida, las manifestaciones de la resistencia fueron cercadas por grandes contingentes policiales e incluso reprimidas en dos oportunidades, la última, el viernes, cerca de la embajada de Estados Unidos.

Pese al estado de sitio, en un comunicado el Frente destacó que la resistencia popular se fortalece y estructura mejor.

El documento, intitulado El pueblo derrotará a la dictadura, señala las primeras fisuras dentro del bloque golpista, principalmente entre los empresarios, que ya comenzaron a llamar al diálogo para resolver la crisis.

En el lado del pueblo, la resistencia se fortalece y se estructura mejor, apunta.

Los barrios y las colonias agrega se han convertido en bastón inexpugnable de la lucha contra el golpe. Allí las fuerzas de la represión están en desventaja. Las casas, los bloques, las callejuelas resguardan a nuestros compañeros. Es nuestro territorio.

En vano trata el régimen de facto de intimidar las marchas multitudinarias. Es claro que el pueblo pobre no tiene miedo a los gorilas que asaltaron el poder, subraya.

Raimundo López/PRENSA LATINA