Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Reitera Cuba necesidad de cambiar orden internacional

Naciones Unidas, 5 oct (PL) Cuba insistió hoy ante Naciones Unidas en la necesidad de cambiar el actual orden internacional injusto e insostenible y de refundar las instituciones financieras sobre nuevas bases. Esas transformaciones resultan claves para poder enfrentar los problemas sociales del mundo, agravados por la peor crisis económica y financiera de la historia desde la Gran Depresión, subrayó.

Esa postura fue expresada aquí por el representante permanente alterno de Cuba ante la ONU, Rodolfo Benítez, al hablar durante los debates de la Tercera Comisión de la Asamblea General referidos al desarrollo social.

El diplomático consideró que los compromisos adoptados en la Cumbre sobre Desarrollo Social de 1995 “son hoy una quimera para los países del sur”.

Recordó el agravamiento de los problemas sociales a causa de las crisis económica, financiera, alimentaria y energética y el impacto negativo del cambio climático.

Denunció que los países ricos continúan apostando a la preservación de un orden internacional que transfiere a las naciones del sur el mayor impacto de una crisis económica global de la que no son responsables.

Aseguró que ese estado de cosas consolida el subdesarrollo, distribuye de modo desigual la riqueza y se sustenta en patrones irracionales de consumo, al tiempo que destruye el medio ambiente y amenaza la vida en el planeta.

“Ese orden hace posible que unos pocos concentren el poder político y económico y decidan por todos nosotros”, denunció.

El representante cubano recordó que en el presente existen dos mil 500 millones de seres humanos en la pobreza, mil 100 millones sin agua potable, más de 800 millones de analfabetos y más de 115 millones de niños sin escuelas.

En cambio, el mundo invierte más de un millón de millones de dólares en gastos militares, cuando 10 millones de niños mueren cada año por enfermedades prevenibles y la diferencia en la expectativa de vida entre los países más ricos y más pobres es de 40 años, subrayó.

Benítez preguntó por qué no se emplea una pequeña parte de los dos millones de millones destinados a salvar bancos y empresas especuladoras a la promoción del desarrollo de los pueblos del sur.

También indagó por qué no se cumple el compromiso del 0,7 por ciento del Producto Interno Bruto en ayuda oficial al desarrollo y se mantiene sin condonar la deuda externa, pagada ya más de una vez, entre otras cuestiones.

Por otro lado, enumeró el éxito de las transformaciones socioeconómicas realizadas en Cuba para construir una sociedad basada en la justicia social y la solidaridad, a pesar del bloqueo implantado por Estados Unidos.

Al respecto, citó los resultados de la isla en materia de educación, electrificación, seguridad y asistencia social, cultura, deportes y la investigación científica y técnica, entre otros campos.

También resaltó la cooperación de Cuba con otros países y precisó que más de 351 mil colaboradores cubanos han prestado servicios en 157 países desde 1961.

Actualmente, más de 50 mil profesionales cubanos de la salud, el deporte y la educación laboran en 99 países y cuatro territorios de ultramar y, de ellos, 38 mil en el sector de la salud.

Igualmente hizo mención a un programa de becas que ha beneficiado a decenas de miles de jóvenes del Tercer Mundo, incluyendo más de 31 mil de 118 países que estudian hoy de manera gratuita en Cuba.

Benítez también se refirió al programa dirigido a devolver la vista a cientos de miles de pacientes de otros países y a otro creado por expertos cubanos para enseñar a leer y escribir y conocido con el nombre de Yo, sí Puedo.

Al concluir, el diplomático aseguró que “con el apoyo de la comunidad internacional, el injusto e ilegal bloqueo que hoy se impone contra nuestro pueblo será levantado más tarde o más temprano y podremos avanzar mucho más”.

Sólo si se acaba con el egoísmo y se abre paso a la genuina solidaridad, podremos crear un mundo menos desigual y mejor para todos, expresó

Victor M. Carriba/PRENSA LATINA

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar