Rechaza gobierno argentino postura de la oposición

Buenos Aires, 27 oct (PL) La decisión anunciada por partidos de oposición de ausentarse de la presentación por la presidenta Cristina Fernández del anteproyecto de reforma política impulsado por el gobierno fue oficialmente rechazada hoy

  El ministro del Interior, Florencio Randazzo, calificó de falta de respeto esa postura asumida ante el acto de mañana por líderes de las fuerzas políticas representadas en el Congreso de la Nación.

El titular, encargado por la mandataria para conducir el diálogo con esos partidos, declaró a una radioemisora local que esa actitud no se corresponde con el trabajo realizado de conjunto a partir de la convocatoria de Fernández el 9 de julio en el acto por el 193 aniversario de la Proclamación de la Independencia.

El ejecutivo, para allanar el camino del entendimiento, accedió a numerosos reclamos de los sectores opositores más duros para facilitar el diálogo, entre ellos la celebración de esas reuniones previas al proyecto no por grupos de partidos, sino sólo con integrantes de las diversas alianzas creadas para las elecciones legislativas parciales de junio.

“Han pasado por la Casa de Gobierno todos los partidos, hemos intercambiado opiniones y proyectos”, expresó Randazzo sobre las pláticas sostenidas desde el 15 de julio a la fecha.

Por eso, calificó la ausencia al acto en la Casa Rosada de una postura que “no contribuye absolutamente al objetivo que estamos buscando”.

El titular consideró lógico que lo plasmado en el documento no necesariamente deba coincidir con lo que piensan los opositores al ejecutivo, lo cual en su opinión es precisamente el concepto de democracia, y acotó que para eso existe el parlamento, en el cual los legisladores votarán en expresión de criterios de mayoría y minoría.

Rechazó una declaración de Elisa Carrió, líder de la Coalición Cívica, quien dijo que el documento está pensado para perjudicar a alguien.

Randazzo adelantó que en el anteproyecto se propone establecer una elección primaria, abierta, obligatoria y simultánea para todos los partidos, para los candidatos nacionales a presidente, vicepresidente, diputados y senadores, lo cual calificó de importante avance.

Abundó que el objetivo, contrariamente a lo dicho por Carrió, consiste en “mejorar a todos los partidos políticos, que han sufrido un proceso de deterioro importante en los últimos años”.

Fuente:PRENSA LATINA