Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Multitudinaria y sentida despedida de argentinos a Mercedes Sosa

MERCEDES SOSA

MERCEDES SOSA

Buenos Aires, 5 oct (PL) Una larga ovación del público conglomerado ante el Congreso de la Nación caracterizó el último adiós de los porteños a la fallecida cantante Mercedes Sosa, cuando el féretro con su cuerpo fue sacado del edificio.
Argentina despide a su voz más excelsa

Dentro, en el Salón de los Pasos Perdidos donde estuvo instalada desde el mediodía de ayer la capilla ardiente para que la población pudiera despedirla, familiares y amigos, entre ellos famosos cantantes, entonaron Luna Tucumana, una hermosa pieza de Atahualpa Yupanqui de la cual “La Negra” hizo una interpretación incomparable.

El coche fúnebre partió desde el punto cero del país, por la populosa avenida Callao, en medio de dos cerradas barreras humanas que coreaban sus más conocidas interpretaciones e irrumpían en prolongados aplausos, mientras que los más cercanos ponían sus manos sobre los vidrios o colocaban flores en el techo.

El cortejo fúnebre lo completaban varios carros transportando sólo una ínfima parte de los centenares de ofrendas florales que desde todos los sectores de la sociedad y todos los confines del país fueron depositadas en la acera de la sede del Poder Legislativo.

De Callao tomó la avenida Córdoba para ascender muchas cuadras después por Federico Lacroze hasta el cementerio de La Chacarita, donde una masa humana recibió el convoy con música y danzas populares y gritos de: ÂíUh, ah, La Negra no se va! y ÂíSe siente, se siente, Mercedes está presente!, tras lo cual se ofreció una misa en su memoria.

A continuación, cuando los relojes marcaban las 12:45, comenzó la lenta peregrinación de la carroza mortuoria hacia el crematorio para proceder a la incineración del cuerpo, siempre acompañada de una multitud y una salva de aplausos.

Las cenizas de la mundialmente famosa cantora permanecerán en poder del hijo Fabián Matus y el resto de sus familiares hasta que se cumpla su voluntad de que sean esparcidas en Tucumán, la provincia donde nació el 9 de julio de 1935, la de Mendoza, donde vivió cuando se casó, y la ciudad de Buenos Aires, su radicación definitiva desde 1995.

Roberto Molina Hernández/PRENSA LATINA

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar