Militares venezolanos refuerzan vigilancia en frontera colombiana

Caracas, 30 oct (PL) Militares venezolanos mantienen hoy una fuerte presencia en el estado fronterizo Táchira, luego de la masacre cometida allí presuntamente por irregulares colombianos, según reportes de la prensa regional.

  El diario La Nación, de San Cristóbal de Táchira, asegura que la presencia de los uniformados en zonas aledañas a la frontera, es bien recibida por la población luego del secuestro y posterior asesinato de 10 hombres, ocho de ellos colombianos.

Las primeras investigaciones indican que el crimen es resultado del desbordamiento de la violencia colombiana sobre Venezuela, a través de una complicada frontera de más de dos mil 200 kilómetros.

Paralelamente, fuentes de ese estado venezolano, más de 800 kilómetros al suroeste de Caracas, reportan rigurosos controles sobre vehículos, motocicletas y peatones en los puentes internacionales de San Antonio y Ureña.

Estos procedimientos son parte de las acciones de lucha contra el contrabando de combustible y alimentos que se venden a precios subvencionados en Venezuela y son llevados ilegalmente al país vecino.

El comandante del destacamento de fronteras 11, teniente coronel Héctor Hernández, indicó que la vigilancia no se limita a los puntos de control fijo, e incluye las trochas y otras vías las 24 horas del día.

Ayer la diputa de la Asamblea Nacional por Táchira Iris Varela denunció que hay investigaciones y pruebas que relacionan con irregulares colombianos al gobernador de ese estado, César Pérez Vivas, a quien culpa por el auge de la violencia.

En declaraciones a Venezolana de Televisión, Varela aseguró que “hay material audiovisual y fotográfico que comprometen a funcionarios del gobierno de Taćhira con irregulares colombianos”.

Pérez Vivas, aeguró, apoya grupos paramilitares, que hasta han sido encontrados repartiendo panfletos donde hablan de una supuesta limpieza social, lo cual es parte de un expediente de la comisión parlamentaria de Política Exterior.

Según la diputada, pese a que se hizo creer que fueron desmovilizados los paramilitares colombianos, el frente Catatumbo, una de esas organizaciones, se reagrupó y forma parte de lo que ahora se conoce como Águilas Negras.

Recientemente también se denunció la presencia de otro de eso grupos denominado Los Rastrojos en pugna por territorios venezolanos con las Águilas Negras, una de las hipótesis sobre el origen de la masacre de la semana pasada en Tachira.

Fuente:PRENSA LATINA