Militares norteamericanos presentes en varios ejercicios en Chile

Santiago de Chile, 25 oct (PL) Tropas y jefes militares de Estados Unidos realizan complejos y simultáneos ejercicios bélicos con contingentes de varios países de la región en distintos escenarios del territorio chileno.

  Los uniformados norteamericanos están muy activos en la polémica maniobra Salitre 2009, que hoy entra en su etapa operativa con enfrentamientos simulados de sus F-15 C, así como en ejercicios de sus Fuerzas Especiales y de la Guardia Nacional de Texas.

Aunque su presencia en Chile no es extraña, dado el nivel de intercambios habituales entre los sectores de defensa de ambos países, llamó la atención de observadores su alta visibilidad al participar en forma simultánea en varios escenarios del país.

No hay cifras precisas, pero se estima que unos dos mil efectivos, incluidos unos 500 de Estados Unidos, Francia, Argentina y Brasil, así como decenas de aviones militares actúan en la norteña región chilena de Antofagasta-Iquique en Salitre 2009.

Al mismo tiempo, en el también norteño desierto de Atacama, Fuerzas Especiales de Estados Unidos, junto a efectivos de Chile, Brasil, Paraguay y Uruguay cumplen un entrenamiento denominado Estrella Austral 2009.

En ambos casos el guión describe una ficticia situación de inestabilidad, que convoca a las fuerzas combinadas bajo presunto mandato de las Naciones Unidas para imponer la paz.

Las Fuerzas Especiales entrenan en infiltraciones aéreas, control de manifestaciones, patrullas de reconocimiento y acción directa, evacuaciones médicas y despliegue rápido en vehículos livianos blindados y helicópteros.

Asimismo, una delegación de altos oficiales de la Guardia Nacional de Texas, Estados Unidos, se reunirá hoy en Santiago con miembros del Estado Mayor de la Defensa Nacional para revisar el Programa de Asociación Estatal con miras a repasar las actividades para 2010 y 2011.

El mayor general del Ejército de Estados Unidos, José Mayorga, encabeza la comitiva de ese servicio, cuya institución -se informó- ofrece oportunidades de intercambio de alto nivel en protección del territorio nacional, apoyo militar a la autoridad civil y respuesta en casos de desastres, emergencias y catástrofes humanitarias.

El programa pone a disposición 23 mil efectivos -entre soldados de la Guardia Nacional del Ejército y oficiales de la Guardia Nacional Aérea- para actividades de intercambio, capacitación y entrenamiento.

Durante esta semana, realizarán el segundo ejercicio “Volcano II” en Coihaique, unos mil 700 kilómetros al sur de Santiago, con la participación también de delegaciones del Comando Sur de Estados Unidos.

Por otro lado, la Fuerza de Paz Conjunta Combinada “Cruz del Sur”, compuesta por militares chilenos y argentinos, desarrolló actividades de coordinación recientemente en Buenos Aires.

Al mismo tiempo, militares de Chile y Bolivia, países vecinos que no tienen relaciones diplomáticas a nivel de embajadores, acaban de efectuar un ejercicio de cooperación ante situaciones de catástrofe, denominado “Hermandad 2009”.

Jorge Luna/PL)