Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

México vive incertidumbre ante desarrollo del maíz transgénico

México, 25 oct (PL) La decisión del gobierno mexicano de autorizar 15 cultivos de maíz transgénico genera hoy fuerte polémica entre académicos y ambientalistas por el efecto que esto tendrá en variedades nativas. La noticia preocupa a especialistas por el riesgo de perder el genoma de las especies originarias de las regiones, debido a la contaminación de transgénicos.

Según la investigadora del Instituto de Ecología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Elena Álvarez, es imposible aislar los cultivos modificados de las variedades criollas, sobre todo en este país que es centro de origen de decenas de variedades.

Por su parte las autoridades aseguran que se tomaron precauciones extra para proteger los cultivos criollos.

En México el tema está presente desde 1996, cuando surgieron las primeras variedades comerciales del cereal.

Para 1998, ante la presión de grupos campesinos y de ambientalistas, el gobierno decretó una moratoria a la siembra de estas variedades, la cual concluyó en septiembre de este año.

El pasado 22 de octubre, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación de México (Sagarpa) aprobó 13 cultivos más, pese a la fuerte repulsa que impera contra la estrategia trasnacional.

La empresa estadounidense Monsanto Comercial obtuvo nueve concesiones, y las seis restantes fueron para Dow AgroScience/PHI México, asignaciones que avivaron la polémica.

Esta decisión fue avalada también por la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales, por lo que hasta la fecha suman ya 15 permisos de cultivo experimental que deben desarrollarse en campos de Sinaloa, Chihuahua, Sonora y Tamaulipas.

Organizaciones campesinas de Chihuahua advirtieron días antes que irrumpirán en parcelas donde se siembre maíz transgénico, a fin de destruirlas y evitar que las especies nativas de la sierra Tarahumara se contaminen.

El Frente Democrático Campesino teme el contagio con variedades de laboratorio introducidas por empresas trasnacionales que sólo pretenden monopolizar la producción de granos básicos por medio de patentes.

Por su parte, Elena Álvarez, también de la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad, destacó que la decisión de aumentar los cultivos de maíz transgénico indigna a la comunidad científica.

Grupos sociales y populares y asociaciones como Sin Maíz no hay País y la ecologista Greenpeace han desarrollado una fuerte campaña de oposición a que se siga promoviendo tales cultivos en México, donde la población básicamente depende de este alimento.

El ganador del Premio Ambiental Goldman 2008 para Norteamérica, Jesús León Santos, propuso la víspera la creación de un frente común contra la siembra de maíz transgénico en la Sierra Mixteca.

Al visitar la Universidad de las Américas Puebla, lamentó que haya fuerte presión para que en esta nación se comiencen a sembrar semillas modificadas, lo que se traduce en un atentado contra la naturaleza.

Gabriela Guerra Rey/PL)

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar