Las mujeres también pierden su vida en la frontera

976376,h=179,pd=8,w=239México, 31 oct (PL) Casi el 60 por ciento de los mexicanos que pierden su vida en la frontera con Estados Unidos al tratar de emigrar al norte son mujeres.

  Por ello, se dice que este año el deceso de migrantes tiene rostro femenino.

Fuentes sociales destacan que la pobreza y la falta de empleo en sus lugares de origen han obligado a las mexicanas a sumarse a los miles de hombres que abandonan sus hogares en busca de un mejor porvenir en el Norte, comentó El Universal.

Pero en su intento por cruzar la frontera sin papeles las aspiraciones de un gran número de ellas se topan con la muerte, agregaron.

De los 662 mexicanos que murieron hasta septiembre de este año en el intento de cruzar hacia territorio estadiounidense, 58 por ciento son féminas de entre 14 y 29 años, con instrucción académica de secundaria, destacan las estadísticas.

En tanto, las autoridades federales informan haber registrado en lo que va de 2009 alrededor de tres mil 529 traslados de restos desde el país norteamericano.

Según la Secretaría de Relaciones Exteriores esto ha costado al gobierno federal 11 mil dólares diarios como promedio.

En general, dice el rotativo, la muerte de migrantes se ha convertido en un fenómeno silencioso pero continuo, además de lucrativo.

Muchos fallecen y la noticia llega a sus familiares en México con varios días de retraso.

Autoridades consulares destacan además que no sólo el número de mujeres que deja su último aliento al cruzar la frontera creció, también el de los niños.

Según se sabe la mayoría de los decesos entre los migrantes se producen tierra adentro, no tanto al cruzar el límite divisorio sino por accidente, homicidio, enfermedad o vejez.

Pero justamente por el alto costo de trasladar luego los cadáveres a tierras mexicanas, organizaciones sociales han denunciado que el asunto se convierte en un negocio para empresas que comienzan ya a posicionarse.

Mientras, en estados como Guanajuato, el gobierno creó el programa Seguro de Vida del Migrante, para que las familias que pierdan a sus seres queridos en Estados Unidos dispongan de respaldo económico y legal.

Igualmente por 490 pesos anuales (37 dólares), Banorte ofrece un Seguro de Vida y Repatriación para connacionales que radican en Estados Unidos y Canadá.

Cubre la vida del migrante legalizado o no, y el regreso del cuerpo al país en caso de muerte; también cubre a los familiares, ya sea cónyuge, padre, madre e hijos, comenta El Universal en sus servicios informativos digitales.

En California, un grupo de mexicanos crearon Servicios Especiales Profesionales, que por 600 pesos anuales (47 dólares) se encarga de estos casos, agregaron.

Cada año se trasladan rumbo al norte más de 300 mil mexicanos, allá viven alrededor de 12 millones.

Gabriela Guerra Rey/PL)