Cuba promueve arte joven de vanguardia

Mashoodi Resa Artista de Iran en Tacheles
Mashoodi Resa Artista de Iran en Tacheles

Cienfuegos, Cuba, 22 oct (PL) La razón de ser de la Asociación Hermanos Saíz radica en promover de manera efectiva el arte joven y de vanguardia que se realiza en Cuba, aseguró hoy su principal directivo en esta provincia del centro-sur.
El periodista y narrador Antonio Enrique González, declaró a Prensa Latina que tal política implica el aseguramiento de los espacios de creación, la defensa, divulgación y representación de la obra artística producida por el segmento de menores de 35 años.
La Asociación Hermanos Saíz surgió a finales de octubre de 1986 como resultado de la fusión de varios movimientos culturales del sector juvenil, recordó su presidente en Cienfuegos, 250 kilómetros al sudeste de La Habana.
Además, la institución facilita auxilio material, asesoramiento artístico y favorece la participación de sus asociados en los diferentes festivales y eventos diseñados a lo largo de la Isla, indicó.
En el caso de Cienfuegos cuenta desde 1996 con un sello editorial propio, Reina del Mar Editores, con capacidad para producir cinco textos al año.
Con tal herramienta cultural cuentan además las provincias de Villa Clara (Sed de belleza), Matanzas (Aldabón),  Holguín (La Luz) y el municipio especial Isla de la Juventud (Áncora).
González resaltó la peculiaridad de Reina del Mar Editores que se plantea la publicación anual de un libro de historietas y humor gráfico, de gran demanda entre el público infanto-juvenil.
También es la única casa editora entre sus similares que apuesta por las traducciones, y mencionó entre los autores extranjeros divulgados en sus páginas al estadounidense Charles Bukosky y  al inglés Oscar Wilde, entre otros.
Diferentes peñas dedicadas al rock, la narración oral escénica, el teatro para niños y la trova, se funden en el quehacer diario de la filial de Cienfuegos, manifiesta su presidente.
De los proyectos de alcance social que protagonizan, González cita en primer orden el denominado Arte en confianza, programación cultural dedicada a la rehabilitación de la población penal.
“No sólo buscamos el fomento del movimiento de artistas aficionados entre los reclusos, sino que prestamos nuestra sede para el montaje de salones con las expresiones gráficas producidas por ellos”, puntualiza.

Francisco G. Navarro/PL)