Crece amenaza de epidemia de dengue en Nicaragua

 Managua, 9 oct (PL) El incremento de las personas afectadas por el dengue en Nicaragua mantiene en vilo a la población, principalmente en la capital, donde hoy hay más personas enfermas.

  La Dirección de Vigilancia de la Salud dijo que hasta el jueves último en el país existían mil 615 casos confirmados y ocho fallecidos. De este total mil 579 eran de dengue clásico y 36 de dengue hemorrágico.

Los más afectados son los niños entre cinco y 14 años de edad. Managua, Masaya, Boaco y León son los lugares más golpeados por el brote de dengue clásico y hemorrágico, aclaran las autoridades.

En similar etapa de 2008 contrajeron la enfermedad 810 personas en la modalidad clásica y 30 en su variante hemorrágica, lo que evidencia la actual escalada de la enfermedad.

El dengue ya es una epidemia en Nicaragua, y junto a la influenza humana, es hoy la peor amenaza para los nicaragüenses, pese a los ingentes esfuerzos de las autoridades sanitarias y gubernamentales por cortar la cadena de transmisión con la eliminación del mosquito transmisor.

Los fallecidos confirmados por el Ministerio de Salud son menores de edad muertos por el dengue, serotipo 3 o dengue hemorrágico que se propaga con fuerza y mata a quienes padecen de neumonía.

La epidemia no es sólo en Nicaragua, pues en México hay 20 mil casos, en Honduras más de siete mil 300, de ellos 100 confirmados con dengue hemorrágico y seis muertes, por citar algunos ejemplos, entre los que habría que incluir a Guatemala, El Salvador, Costa Rica y Panamá.

Esta combinación macabra de dengue con la gripe causada por el virus A(H1N1) recibirá una respuesta de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) que apoyará los esfuerzos de las autoridades nicaraguenses con 122 mil dólares para enfrentar la campaña de limpieza y erradicación de los criaderos del mosquito aedes aegipty.

El ministro de Salud, Guillermo González, calificó la situación de delicada por efectos climáticos, escasas lluvias y altas temperaturas, lo que obliga al personal de salud a extremar la campaña de alerta y educación de la población.

Fuente:PRENSA LATINA