Combativo cierre de X Congreso de Solidaridad con Cuba en Perú

PERU-CUBA
PERU-CUBA

Cusco, Perú, 25 oct (PL) Con elogios a la exitosa organización y el compromiso de intensificar al solidaridad con Cuba, culminó hoy en esta ciudad sur andina el X Encuentro de las Casas de Amistad Perú-Cuba.

  Tanto el presidente del Comité Organizador, Andrés Olivares, como el embajador de Cuba en Perú, Luis Delfín Pérez -quien asistió como invitado- destacaron el éxto del cónclave, en el que participaron cerca de 900 delegados de 20 de las 24 regiones peruanas.

Olivares puso énfasis en el apoyo recibido por el comité que encabeza, integrado por casas y otras organizaciones cusqueñas, de las casas de amistad del resto del país y dijo haber recibido con humildad tanto los elogios como las críticas para corregir errores.

En su intervención, Olivares habló en idioma quechua -que se habla corrientemente, además del español, en esta región- para dar vivas a Cuba y a la amistad binacional.

El embajador Pérez, a su turno, señaló que su pueblo aprecia altamente la solidaridad de los peruanos, en una realidad mundial compleja y caracterizada por la grave crisis económica y financiera traducida en mayor hambre y mayor desempleo en los países pobres.

Destacó la declaración final del encuentro, que esencialmente demandan el fin del bloqueo “genocida y criminal” de casi medio siglo contra Cuba y exigen la libertad de cinco luchadores antitrerroristas cubanos injustamente encarcelados desde hace 11 años en Estados Unidos.

Subrayó que la lucha por la libertad de los cinco continuará hasta el final, cuando se logre su retorno a la Patria, al igual que la lucha contra el bloqueo, sobre el cual será votado el miércoles próximo un proyecto de resolución que demanda el fin de esa política hostil.

Agregó que habrá que ver la actitud que toma la administración norteamericana, que no ha cumplido sus promesas de cambio en lo internacional, pues mantiene las acciones guerreristas de su predecesora, que el mundo repudia.

El X Encuentro tuvo como invitada a Ailí, la hija del prisionero cubano Ramón Labañino, quien agradeció las muestras de solidaridad con su padre y los otros cuatro encarcelados.

La clausura incluyó una velada cultural en la que destacó el poema Canto Coral a Túpac Amaru, declamado por dos jóvenes limeñas, en el mismo edificio colonial en el que el rebelde indígena estuvo encarcelado y que hoy alberga a la estatal Universidad San Antonio Abad de Cusco, sede del encuentro solidario.

A la clausura asistieron también invitados los integrantes de la Brigada Médica Oftalmológica cubana Celia Sánchez Mandalay, que trabaja aquí desde diciembre de 2008.

Manuel Robles Sosa/PL)