Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Colombia y EE.UU. firmarán hoy polémico acuerdo militar

basemilitarBogotá, 30 oct (PL) Colombia y Estados Unidos firmarán hoy un polémico acuerdo militar que ha generado rechazo y preocupación en la región y el cual permitirá al ejército de la nación norteña realizar sus operaciones desde al menos siete bases en el territorio nacional.

  Según informó el gobierno colombiano, la rúbrica del pacto se llevará a cabo a puerta cerrada esta mañana, hora local, en la sede de la Cancillería, y estarán presentes en la ceremonia los ministros de Relaciones Exteriores, Jaime Bermúdez, de Defensa, Gabriel Silva, e Interior, Fabio Valencia.

En tanto, sólo el embajador de Estados Unidos aquí, William Brownfield, estaba confirmado, hasta anoche, como representante de su país.

La víspera tuvo lugar una reunión reservada entre el Ejecutivo y el Congreso colombianos para analizar el pacto, en virtud del cual habrá en el país por lo menos mil 400 soldados estadounidenses, 800 de manera directa y otros 600 bajo condición de contratistas.

Esa elevada presencia de tropas norteamericanas, así como el uso de bases estratégicas que harán en suelo colombiano, es considerado por varios países vecinos como un riesgo a la estabilidad y la paz en la región.

En dicha reunión el gobierno nacional ratificó que el referido pacto sería aprobado sin la necesidad de pasar previamente por el Legislativo o ser sometido a control de legalidad por una corte.

Sin embargo, contrario a lo que sucederá en Colombia, el embajador de Estados Unidos aquí puntualizó que el pacto si pasará por la manos del Congreso de su país.

“Después de firmar un acuerdo ejecutivo, tenemos la obligación de pasar el texto al Congreso y específicamente, a los dos comités de relaciones internacionales del Senado y de la Cámara de Representantes”, apuntó.

Ello es visto por medios locales de prensa y políticos como una muestra de la sumisión total del gobierno colombiano a los dictados de Washington.

Los promotores del acuerdo sostienen que el mismo está dirigido a fortalecer la lucha contra el narcotráfico, argumento que muchos consideran, incluido varios gobiernos vecinos, como un pretexto para encubrir las verdaderas intenciones geopolíticas del Pentágono en el hemisferio.

Políticos como Piedad Córdoba y Gustavo Petro, entre otros, así como varios partidos locales han manifestado que el pacto vulnera la soberanía nacional y convierte a Colombia de hecho en un país hostil para los vecinos del área.

Asimismo, advierten que el uso de las bases por soldados estadounidenses aislará a Colombia de América Latina, que en los últimos años ha experimentado cambios progresistas sustanciales, lo cual preocupa a las elites de poder en Estados Unidos por la pérdida de espacios para sus intereses, según opinión de diversos especialistas.

Colombia es el principal aliado de Estados Unidos en la región y desde el año 2000 Washington ha entregado a Bogotá más de seis mil millones de dólares en el marco del controvertido Plan Colombia.

Esta iniciativa es descrita por sus críticos como la política creada y promovida por la Casa Blanca para eliminar militarmente a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y reprimir a las comunidades campesinas que la apoyan.

Washington y Bogotá alegan que este Plan es un esfuerzo para erradicar la producción y el comercio de drogas en zonas supuestamente controladas por los grupos insurgentes, sin embargo, sus críticos sostienen que los verdaderos intereses de la nación norteña son de carácter geopolíticos.

Alberto Corona/PL)

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar