Bolivia dibuja en París contornos de su diversidad cultural

París, 27 oct (PL) Bolivia dibujó hoy en París los contornos de su vasta diversidad cultural luego de 184 años de vida republicana de abandono total y desconocimiento, con la firme esperanza de alcanzar en un futuro su identidad nacional.
En una interesante conferencia en la Maison de l’Amérique Latine de esta capital, el ministro boliviano de Culturas, Pablo Groux, destacó que se trata de proceso delicado, complejo y de alta sensibilidad.
Todo empezó desde el momento en que el país decidió en las urnas elegir por primera vez en la historia a un presidente de la República de origen indígena, aymara, Evo Morales, para que después sobrevinieran preocupaciones de los bolivianos.
“Entendamos que somos un territorio de un millón de kilómetros cuadrados poblado por comunidades indias quechua, aymara y guaraní, junto a otras 36 etnias indígenas; blancos, mestizos, en fin, un enorme mosaico”, explicó Groux.
Relató que la conformación del ministerio de Culturas en el Gobierno de Evo Morales se hizo en una sesión especial del gabinete en un barco en el lago Titicaca y a partir de entonces se trazaron numerosas estrategias.
“Creamos Concejos ciudadanos y departamentales para identificar en primer lugar nuestro patrimonio, las carencias y la documentación existente, para acto seguido formular el lanzamiento de dos viceministerios”, anotó.
El titular comentó que uno de sus dominios adjuntos se consagra a la labor intercultural, “que para conocer la verdad requiere de arte, de filmaciones, de danzas, música, pintura y otros signos distintivos de cada zona o región”.
“Además, se estableció el departamento de descolonización que se concentra en buscar los hilos de la identidad nacional, promover el respeto mutuo de espacios, costumbres y experiencias de bolivianos nacidos en el mismo país pero que no se conocen”, argumentó.
Groux, quien se encuentra aquí para defender la candidatura de Bolivia al Comité Mundial de Patrimonio de la UNESCO, recalcó que la nación andina se ha organizado para preservar 35 mil sitios históricos, de los cuales sólo tres son famosos.
“Somos andinos pero en el llano hay muchos tesoros patrimoniales, en nuestra tierra se dan mil 261 fiestas patronales, cívicas y religiosas cada año, que requieren de un respaldo, del estímulo como manifestaciones culturales auténticas”, destacó.

Por Fausto Triana/PL)