Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Biden busca apoyo checo a nueva estrategia defensiva

ESCUDO ANTIMISILES

ESCUDO ANTIMISILES

Praga, 23 oct (PL) El vicepresidente de Estados Unidos, Joseph Biden, analiza hoy con las autoridades checas la participación del país centroeuropeo en la nueva configuración del sistema de defensa antimisiles en la región.

  Biden concluirá en Praga la gira europea que inició esta semana por Polonia y Rumania, como nuevo destino de una visita de trabajo en busca de un compromiso de los aliados de la OTAN en Europa del Este con el nuevo esquema de defensa balística.

Chequia es un eslabón importante en los planes de Estados Unidos en materia de seguridad, de ahí la importancia de renegociar el compromiso con la nueva estrategia del presidente Barack Obama, comenta Radio Praga.

El mandatario Vaclav Klaus fue uno de los políticos que manifestó desagrado ante el anuncio de Obama en septiembre de cancelar el plan de escudo antimisiles, planeado por George W. Bush y que concebía la instalación de un radar en territorio checo.

Para aplacar a los aliados, el secretario norteamericano de Defensa, Robert Gates, aseguró horas después del discurso de Obama el 17 de septiembre que Polonia y Chequia participarían en los nuevos planes de la Casa Blanca.

El vicepresidente Biden reiteró en Varsovia ayer que ambos países figuran dentro de las prioridades de la política exterior estadounidense para Europa central.

Para el ex gobernante checo Vaclav Havel, un cambio en los planes defensivos del Pentágono obedeció solo a problemas técnicos, pues el tema ocupa la agenda bilateral hace 25 años, declaró a Radio Europa Libre.

El segundo al mando de la Oficina Oval llega a Praga satisfecho luego de conseguir el apoyo rotundo de Polonia y de Rumania, un antiguo socio en Europa del Este, que en 2005 cedió su territorio para las bases norteamericanas y otorgó inmunidad a los militares estadounidenses.

Según anticipó Gates, el nuevo escudo balístico con sistemas móviles del tipo SM-3 que se instalarán en buques en el Mar Negro y el Mediterráneo contará con componentes terrestres, ubicados presumiblemente en Polonia, Chequia, Rumania o Turquía.

Odalys Buscarón Ochoa/PL)

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar