Aprueban proceso ordinario contra culpables de masacre en Bolivia

La Paz, 2 oct (PL) La Cámara de Diputados de Bolivia aprobó el informe de la Comisión Especial Legislativa sobre la masacre de Porvenir, Pando, el cual exige un proceso penal ordinario contra el ex prefecto Leopoldo Fernández, implicado en ese hecho.

  Según informa hoy el diario Cambio, el grupo de trabajo, que tiene facultades de Ministerio Público, investigó durante casi un año la matanza de al menos 13 campesinos el pasado año en esa región del norte boliviano y halló serios indicios de participación de Fernández y otras 77 personas.

En estos momentos, el ex prefecto pandino se encuentra recluido en la cárcel de San Pedro, en La Paz, acusado de terrorismo, asociación delictuosa y lesiones graves.

De acuerdo con el secretario de la comisión parlamentaria, diputado Jorge Silva, también aparecen como responsables Ana Melena y otros funcionarios del Servicio Departamental de Caminos, la Prefectura y el Comité Cívico.

El informe, aprobado en la cámara baja, será remitido a la Fiscalía General con la finalidad de proseguir con el proceso y juzgamiento de los autores y coautores, indicó Silva.

Por su parte, el presidente de la entidad investigadora, diputado René Martínez, manifestó que todos los que participaron esas lamentables jornadas de septiembre de 2008, serán juzgados con todo el rigor de la ley por las autoridades competentes.

De los involucrados, 24 se encuentran en el país y otros 54 en Brasil, precisó Martínez.

Días después del ensañamiento contra labriegos, la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) determinó, tras ardua investigación, que grupos civiles armados arremetieron contra una marcha de campesinos aliados del Gobierno, que se dirigían hacia la ciudad capital de Cobija.

Además de la pesquisa de UNASUR, la televisión estatal transmitió un video en el cual cívicos pandinos y hasta congresistas opositores aparecen en plena acción, unas veces arengando a los asesinos y otras cuestionando a campesinos heridos de bala o sometidos a golpiza.

La masacre de Porvenir se incluye en el mismo contexto de la toma y saqueo de instituciones públicas, los días 9 y 10 de septiembre de 2008, con la pretensión de derrocar al presidente Evo Morales.

Pablo Osoria Ramírez/PRENSA LATINA