Alarma en México por crímenes contra periodistas.

MEXICO
MEXICO

México, 14 oct (PL) La Fundación para la libertad de Expresión (FUNDALEX) exigió hoy al gobierno mexicano un alto total al recrudecimiento de la violencia contra periodistas, que trajo la muerte de otro comunicador.

  Un reporte oficial informó del asesinato del locutor Fabián Ramírez López, cuyo fallecimiento se suma al luto por Norberto Miranda Madrid y Gerardo Esparza Mata, afirmaron.

Apuntaron que con este van 10 asesinatos en 2009 contra trabajadores de los medios de difusión, por lo cual piden acciones concretas para la prevención y solución de los homicidios.

También informaron que el 10 de octubre en Durango, fue hallado con un balazo en la cabeza el cadáver de Gerardo Esparza Mata.

Esparza trabajaba en la Dirección Municipal de Seguridad Pública, en el área de Comunicación Social, donde cumplía la función de emitir los boletines de prensa, tras seguir los operativos en los que fotografiaba a los detenidos por la Policía Municipal.

El domingo, en Mazatlán, Sinaloa, el locutor de radio de la emisora local La magia, 97.1, Fabián Ramírez López, conocido como “El gallito” o “El gallito feliz”, fue encontrado degollado.

Contaba con diversas heridas de arma punzocortante con la que le tatuaron las siglas YTTS en la espalda, en un predio abandonado del Fraccionamiento Rinconada del Valle.

El cadáver no presentó muestras de robo, pues entre sus ropas fueron encontrados sus identificaciones personales y un teléfono celular, además de una gorra y un collar.

Estas muertes, advirtió FUDALEX en su reporte, se suman a la ejecución del periodista chihuahuense Norberto Miranda Madrid (44 años, 20 en el ejercicio de la profesión) a manos de un comando armado ocurrido el 23 de septiembre pasado.

El hecho fue registrado en Nuevo Casas Grandes, población situada a 280 kilómetros al suroeste de Ciudad Juárez, reconocida como la más violenta del país.

Con esas cifras México se convierte en la nación más peligrosa para el ejercicio del periodismo.

De igual manera denunciaron que la dilación, omisión, negligencia o pasividad hacen que las muertes no tengan el esclarecimiento debido y sólo sean sumadas a las estadísticas de homicidios del fuero común.

Gabriela Guerra Rey/PRENSA LATINA