Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

¿Qué es lo que desea realmente Obama?

obama2México, 28 oct (PL) Encuentros y desencuentros del presidente de Estados Unidos, Barcak Obama, durante su año presidencial, fue el tema detallado aquí por el director de Le Monde Diplomatique, Serge Halimi.

  En conferencia magistral en la Universidad Nacional Autónoma de México, el periodista hizo un recorrido por los aciertos de la política del norteamericano, los pendientes, y las razones que lo llevaron a obtener un premio Nobel de la Paz, considerado prematuro.

Destacó que se trata de un país en el cual siempre van a imperar las mismas condiciones, sea cual sea el gobernante, y en ese sentido se refirió a la aplicación despiadada de políticas neoliberales y al desarrollo de guerras en orbe.

Obama debe dejar de enajenar al mundo, a América Latina, que significa entre otras cosas eliminar las bases militares en el continente, erradicar el bloqueo económico a Cuba y apoyar la restitución del orden constitucional en Honduras, destacó.

Según advirtió el conferencista, Cuba ha sido un símbolo de oposición a los Estados Unidos durante 50 años, lo que sin dudas mantiene pasivo al mandatario sobre el tema del bloqueo.

Sería bueno que tuviera más pasión y diera más pelea a sus adversarios, pese a su complejo panorama en el cual es considerado un traidor por la ultraderecha neoconservadora.

En opinión del experto, el afroamericano no debe seguir siendo paciente, como proclama en sus discursos, porque el tiempo va en su contra.

“Llegó al poder en un momento de pánico, pero su período de oro está pasando”, advirtió.

Realmente nos gustaría que sus actos fueran más consecuentes con sus discursos, sabemos que no puede hacer todo lo necesario tanto en la política nacional como internacional, pero la gran pregunta es si realmente desea lo que quiere.

Es aún nuestra gran incertidumbre, concluyó Halimi.

Independientemente, el periodista analizó y comparó el Washington de Obama con el de su antecesor en la Casa Blanca, George W. Bush.

Al referirse a la última campaña presidencial señaló que este nuevo presidente además de ser demócrata no se presentó defensor de un programa conservador, y ha tratado de garantizar ciertas condiciones que no existían en tiempos de Bush.

No significa que vaya a resolver todos los problemas originados en el norte, como la guerra en Afganistán, la cual el gobernante cree necesaria, refirió Halimi.

Pero resaltó como positivo que Obama haya roto con la ortodoxia demócrata conservadora de William Clinton, por ejemplo.

Durante una hora de exposición y luego en sesión de preguntas y respuestas, el prestigioso intelectual del más famoso de los medios franceses, conocido y leído además en todo el planeta, advirtió que en este mandato no se trató sólo del hombre sino de las circunstancias.

En ese sentido. detalló las condiciones que ayudaron a impulsar la carrera de Obama al poder.

Una crisis financiera de grandes magnitudes, varias guerras y políticas de descrédito aplicadas por Bush, por su tesorero, Alan Greenspan, y por otras personalidades en esos años, llevaron al demérito republicano, dijo.

Por ello es que se considera que la llegada a la presidencia de este hombre es un feliz accidente en la historia política estadounidense.

Bush, alegó, había fracasado en la tentativa de convertir a la potencia en un irrebatible imperio mundial, acotó.

El periodista, sin embargo, expuso que un presidente norteamericano, por demócrata que sea, se vuelve automáticamente el jefe del país que más gastos militares concentra en el orbe.

Además pasa a ser quien dirige el pentágono, la Agencia Central de Inteligencia (CIA), las bases militares dispersas en todo el mundo, tiene el poder, refirió.

Halimi dirige Le Monde Diplomatique, es uno de los principales especialistas sobre Estados Unidos, la izquierda francesa y autor del libro, Los nuevos perros guardianes, denuncia contra los periodistas al servicio de los grandes intereses trasnacionales.

Doctor en Ciencias Políticas por la universidad de Berkeley, y profesor asociado de la universidad Paris VIII, visita México y trajo a esta tierra sus análisis sobre la política internacional y cómo la concentración mediática está anulando la crítica periodística.

Gabriela Guerra Rey/PL)

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar