Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Polémica alrededor de arresto de cineasta Roman Polanski

Koman Polanski

Koman Polanski

París, 28 sep (PL) El arresto en Suiza del cineasta franco-polaco Roman Polanski desató una ola de condenas, con el calificativo de “absolutamente horrible” por parte de autoridades del Gobierno de Francia.

  Pese a las muestras mayoritarias de solidaridad con Polanski, uno de los realizadores más prolíficos y sólidos del séptimo arte mundial, otras corrientes consideraron que debe responder a la justicia por sus faltas del pasado.

En 1977 los padres de una adolescente de 13 años en Estados Unidos interpusieron una demanda contra Polanski, acusado de drogar y violar a la joven, que era modelo.

Según la vieja causa, el cineasta se declaró entonces culpable de relaciones sexuales ilegales y pasó 47 días en prisión, de donde fue liberado bajo fianza.

Amenazado de volver a la cárcel a fines de 1978, Polanski se marchó a Europa, cuidándose desde entonces de no tocar suelo de país alguno con acuerdos de extradición con Estados Unidos.

El ministro francés de Cultura, Frédéric Mitterrand, comentó que se trata de una historia antigua, “que verdaderamente no tiene sentido”.

Mitterrand dijo que el jefe de Estado, Nicolás Sarkozy, sigue atentamente el caso, mientras el canciller, Bernard Kouchner, opinó que se trata de “un arresto siniestro” y pidió a la consejera suiza de Exteriores que garantice los derechos de Polanski.

“En un estado de derecho no se pueden hacer diferencias. Sería incomprensible que una persona que está fuera de la ley se beneficie de un trato específico”, afirmó la ministra suiza de Justicia, Evelin Widmer-Schlumpf.

Aunque en ocasiones anteriores también visitó Suiza, la titular confesó que no tuvo conocimiento con tiempo suficiente para proceder a su detención.

Oscar por El pianista en 2002, una desgarradora historia de la Segunda Guerra Mundial durante la ocupación nazi en Polonia, Polanski descolló en el séptimo arte desde muy temprano, con el largometraje Repulsión, interpretado por Catherine Deneuve.

De origen judío, nacido en París, hizo su despegue a la fama además con Dance of the Vampires (1967) What?” (1972), Tess (1979) y Bitter Moon (1992).

Luego consiguió la cima con un clásico de horror, Rosemary’s Baby, con Mia Farrow y John Cassavetes, a la que siguió en 1974 Chinatown, candidata a 11 Oscar y con la actuación de Jack Nicholson.

El eclipse llegó con el caso de Samantha Geimer, la entonces niña de 13 años que relató como fue violada y que ahora, casada y con tres hijos, prefiere olvidar el oscuro pasaje de su vida.

Antes de llegar al laureado pianista, Polanski filmó también las excelentes La muerte y la doncella (1994), con Sigourney Weaver y Ben Kinsgley, y The Ninth Gate (1999), con Johnny Deep.

Actualmente, a la espera de la extradición hacia Estados Unidos en un proceso seguramente complicado, recibió las simpatías y respaldo de reputados colegas como Ettore Scola, Marco Bellocchio, Tony Gatlif, Pierre Jolivet, Gilles Jacob y Bertrand Tavernier.

Fausto Triana/PRENSA LATINA

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar