El nombre más largo de México

Parece mentira, pero es real. Un mexicano de Coahuila tiene el nombre “más largo” del país y uno de los más exóticos del mundo:

Brhadaranyakopanishadvivekachudamani Erreh Muñoz.

“Brhada”, como le dicen sus amigos, es un médico veterinario que lleva su nombre de 36 letras con mucho orgullo. Tanto es así, que ha llamado a su hijo de la misma manera, aunque con una pequeña variación.

El cambio consiste en que los apellidos Erreh Muñoz fueron fusionados en una sola palabra, razón por la cual los tres hijos del veterinario llevan el apellido Errehmuñoz. Lo interesante de la historia es que el apellido Erreh fue un invento del padre de Brhadaranyakopanishadvivekachudamani.

El padre de Brhada se llama José Refugio. A este hombre originario de Jalisco le pusieron Refugio como una ofrenda a la Vírgen del Refugio, porque fue el único bebé que logró sobrevivir tras la muerte de sus cuatro hermanos.

El problema es que a José no le gustaba llamarse Refugio y decidió presentarse en la vida como José R, nada más. Así surgió el apellido R, que terminó siendo Erreh, y que ahora significa “esposo, refugio, rosario, esposa, hijo”. No contento con inventar un nuevo apellido, don José decidió ponerle a su hijo Brhadaranyakopanishadvivekachudamani que es, nada más ni nada menos, que la mezcla de los nombres de dos filósofos hindúes.

Al principio, don José no sabía cuál de los dos filósofos elegir y al final, tras muchas horas de divagaciones, decidió ponerle los dos nombres en una sola palabra. Brhada le dijo a BBC Mundo que el nombre del primer filósofo significa “el hombre se convierte en lo que hace”, mientras que el segundo, al parecer, no tiene un significado muy preciso.
Fuente: Cecilia Barría / BBC Mundo, México